www.madridiario.es
3 causas para tu dolor en la boca del estómago y espalda
(Foto: BDI)

3 causas para tu dolor en la boca del estómago y espalda

martes 31 de julio de 2018, 21:53h

En la actualidad, el ritmo frenético de la vida, la mala alimentación y otros factores contribuye a la aparición de dolencias estomacales. La aparición de dolores en la zona abdominal cerca del estómago, puede ser el síntoma de alguna patología, por tanto es necesario prestar atención a los signos y acudir a especialistas en la materia.

Existen gran variedad de causas en cuanto al dolor en la boca del estómago irradiado hacia espalda; desde úlceras, gastritis, reflujo gastroesofágico, indigestión o incluso el tan temido estrés que tanto afecta a la población de hoy en día. Para obtener más información sobre este tema, es posible acudir a páginas web como guiatucuerpo.com/dolor-boca-estomago, donde cuentan con una gran información sobre los procesos que pueden ocasionar esta sintomatología tan molesta.

¿Cuáles son las causas principales del dolor en la boca del estómago y espalda?

Como hemos hablado antes, existe multitud de dolencias que pueden producir dicha sintomatología en el cuerpo humano. A continuación nos vamos a centrar en las tres causas más frecuentes que pueden producir esta sintomatología en los pacientes.

La indigestión

Esta dolencia cursa con malestar en la zona estomacal, pudiendo encontrar síntomas como diarrea, náuseas y cólicos. Frecuentemente esta patología se presenta durante o inmediatamente después de realizar la ingesta de alimentos.

La persona puede sentir calor y dolor en zona umbilical y la parte baja del esternón. Entre las causas más frecuentes que pueden encontrase, está el ingerir comida demasiado rápido, comer alimentos con alto contenido en grasas o incluso demasiado rápido. Los últimos estudios realizados por especialistas en el tracto digestivo, destacan la relación que existe en pacientes sometidos a grandes situaciones de estrés.

Las úlceras o incluso el reflujo gastroesofágico causan alteraciones de gran relevancia en las vías digestivas, dando lugar a esta patología tan molesta. Hay que tener en cuenta que la indigestión puede ser debida a un problema más grave, por tanto se recomienda acudir al médico en casos que la duración sea mayor a dos semanas o presente dolores fuertes el paciente.

El estrés

El estrés es considerado en nuestra sociedad como algo negativo, sin embargo hay que tener en cuenta que se trata de un fenómeno adaptativo del ser humano frente a situaciones de amenaza. Un elevado grado de este mecanismo de defensa puede llegar a producir grandes problemas en el organismo.

Según los últimos estudios realizados, demuestran que las personas con altos niveles de estrés presentan mayor riesgo de sufrir reflujo y acidez, provocando el dolor en la boca del estómago. También se ha demostrado que frente a situaciones de estrés reiterado, los receptores del estómago se vuelven más activos, presentado mayor sensibilidad frente a los estímulos.

Lo aconsejable en este tipo de casos es realizar ejercicios de relajación como el yoga, meditación, pilates o ejercicios de manera diaria, contribuyendo a disminuir los niveles de estrés que producen este dolor intenso en el estómago.

Reflujo gastroesofágico

Esta dolencia está directamente relacionada con la presencia de ácidos en el tubo esofágico. El músculo responsable del cierre del esófago en su parte inferior no realiza su función adecuada, produciendo la subida del ácido en dirección a la garganta.

Entre la sintomatología más frecuente se encuentra la sensación de ardor en el pecho o la garganta, incluso el paciente puede llegar a manifestar un sabor desagradable en la cavidad bucal. Las causas más frecuentes son comidas abundantes de alto contenido en grasa o ácidos.

Lo recomendable en los pacientes que sufran esta patología por un largo periodo de tiempo, es acudir a un especialista para abordar esta situación, que no suele revestir gravedad pero si no se trata adecuadamente puede ocasionar problemas de mayor gravedad, afectando a la calidad de la persona.