www.madridiario.es

Orgullo LGTBI, fiesta y lucha

jueves 12 de julio de 2018, 07:50h

Cada primer sábado de julio Madrid se llena de color, de alegría, de fiesta y también de reivindicación. En ese primer fin de semana se conmemora lo que ocurrió el 28 de junio de 1969 en Stonewall Inn, en la calle Christopher de Nueva York. Allí, de una manera absolutamente espontánea, gais, lesbianas, transexuales y bisexuales hicieron frente por primera vez a la policía en unos disturbios que duraron varias jornadas.

“Nos habéis tratado como mierda todos estos años, ¿no? ¡Ahora nos toca a nosotros!”, proclamaba -según las crónicas- Silvia Rivera, mujer transexual que estuvo en el interior del bar durante el estallido. La policía no podía creer que “los maricones contraatacaran”. Pero contraatacaron de tal forma que su lucha se extendió como la pólvora y desde entonces, el 28 de junio se conmemora el Día del Orgullo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales).

Como lluvia fina, con multitud de dificultades y haciendo frente a mucha intolerancia, los colores de la bandera arco iris han ido ganando su espacio en Madrid, ciudad de alma acogedora; ciudad alegre y diversa. Hace más de treinta años que el barrio de Chueca comenzó a llevar el orgullo a sus calles; más de veinte años que las primeras carrozas formaron parte de la manifestación reivindicativa y dieciséis que las Comisiones Obreras participamos de forma organizada en la marcha del Orgullo.

A aquella primera convocatoria de 2002 acudimos tras la Huelga General del 20 de junio, provocada por los recortes en las prestaciones por desempleo del Gobierno de Aznar, una huelga que contó con el apoyo del movimiento LGTBI porque nuestras luchas son coincidentes, por derechos, por justicia, por libertad.

Este año, las Comisiones Obreras de Madrid hemos realizado el II Encuentro “Orgullo de ser”, en el que hemos querido premiar el trabajo de dos leyendas vivas de lo que es la lucha por la igualdad y la libertad: la diputada socialista Carla Antonelli y la activista por los derechos LGTBI, Boti García. Con el “Orgullo de ser”, el sindicato manifiesta su compromiso contra la discriminación, contra los estereotipos, contra manifestaciones de homofobia y contra el odio que a veces nos encontramos en el mundo del trabajo.

Estos días en los que Madrid, que ya ha hecho suyas las fiestas del Orgullo, se engalana de colores y fiesta, también se denuncia, se conciencia y se reivindica. La LGTBIfobia se manifiesta de muchas maneras y en todos los ámbitos de la sociedad, pero con especial virulencia en determinados sectores, algunos especialmente vulnerables como la escuela.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha venido incidiendo en este asunto: “el bullying (acoso) motivado por la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género sigue siendo el mayoritario en España. Todas las medidas que en la actualidad se llevan a cabo siguen sin ser suficientes para acabar con una problemática tan grave. Además, es un tema que prácticamente no se aborda en infantil y primaria, donde también es imprescindible”.

No descarto que mi profesión, docente, me haga considerar siempre que, en la sociedad actual, a los seres humanos se nos abren los ojos a la vida en un entorno familiar que va cediendo espacio a un nuevo e influyente escenario: la escuela. El mundo de preadolescentes y adolescentes es el colegio y el instituto, lugares donde hay que atacar de raíz la LGTBifobia con un profesorado de apoyo adecuado.

Este año el PP ha vuelto a no ser invitado a la marcha principal del Orgullo. No es motivo que el consejero de Cultura, Turismo y Deporte se declare abiertamente homosexual para que su partido participe de forma institucional en unos actos que no son simple postureo. Precisamente, hay deportes como el fútbol en los que desde la base existe una intolerancia manifiesta hacia la diversidad sexual. Gays, lesbianas o transexuales no encuentran complicidad con este Gobierno regional.

El movimiento se demuestra andando y el Gobierno del PP no pone en marcha el plan integral sobre educación y diversidad que está previsto desde desde hace dos años en la Ley 3/2016 de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual, aprobada en julio de 2016.

Además, no debe seguir protegiendo y financiando a los centros escolares que segregan al alumnado por sexo y defienden un modelo de educación que fomenta los estereotipos y legitima el machismo.

Hay que enseñar hoy para evitar discriminaciones en el futuro que están a la orden del día. En este escenario, y desde el mundo socio laboral, es muy preocupante el final de la vida de quienes han padecido discriminación laboral por su orientación sexual, ¿qué pensión pueden disfrutar?; ¿qué ocurre con aquellas personas LGTBI que sus últimos años de vida se recluyen en una residencia y se encuentran en un entorno hostil?, ¿tienen que volver al armario del silencio y la vergüenza?

Hemos vivido días de fiesta, pero no olvidamos el largo camino que queda por recorrer. En esta región, además, sin el apoyo contundente de un Gobierno tantas veces alineado con las posturas más cerriles de la Iglesia católica más intolerante.

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.