www.madridiario.es
La importancia de optimizar el proceso de producción
Ampliar
(Foto: BDI)

La importancia de optimizar el proceso de producción

martes 12 de junio de 2018, 19:58h

Hoy en día es fundamental para cualquier empresa o marca que aspire a triunfar en su nicho de mercado optimizar los procesos de producción, de forma que pueda conseguir más beneficios. Pero antes de hablar de cómo mejorar los procesos, es necesario saber qué son los procesos de producción: según James Harrington, experto en la materia, un proceso es una actividad con un input que le proporciona valor y un output para un cliente utilizando los recursos que una empresa tiene a su disposición.

Uno de los métodos más efectivo y eficaz para conseguirlo es usar el lean manufacturing.

¿En qué consiste el lean manufacturing?

El lean manufacturing es metodología por la cual una empresa siempre intenta lograr la mejora y la optimización de su sistema de producción. Para ello, se persigue la eliminación o la reducción de todas aquellas actividades que no aportan valor al proceso de producción, sino que más bien suponen un perjuicio.

Básicamente, analiza todos los elementos necesario, y una vez se conocen aquellos aspectos que no son útiles al usuario, se eliminan de la ecuación en la mayor medida posible. Se trata de una optimización de recursos y tiempos empleados, lo que favorece la consecución de una mayor productividad, mayores beneficios y más calidad en aquello que se oferta al usuario.

Una buena implantación de esta metodología también genera menos demora en la entrega, incluso, genera un incremento importante del valor de la empresa o reducción de los costes productivos.

Existen muchas herramientas que permiten implantar el lean manufacturing de forma efectiva y sencilla, como es kanban.

Esta herramienta nos ayuda a controlar la producción de forma visual para poder ajustarla a nuestras necesidades reduciendo y eliminando gastos de producción superfluos e innecesarios, además, se puede utilizar en todas las fases de la cadena de producción hasta llegar al cliente.

Gracias a herramientas como esta es posible tener el control completo de todo lo que se produce, teniendo la certeza que la producción se ajusta exactamente a las necesidades de nuestro cliente.

Otra ventaja de utilizar herramientas de control de producción es la variedad de tipologías que existen, desde un sistema de tarjetas hasta un sistema de bandejas. Esta variedad permite que siempre existe una solución para cada una de las necesidades a las que tenga que hacer frente una empresa.

Ahora bien, para conseguir la correcta optimización de procesos, es necesario aplicar varios principios, como por ejemplo, diseñar y definir adecuadamente el plan de ataque y que éste esté alineado con los objetivos de la empresa, al mismo tiempo que se trabaja para perfeccionar la orientación y la supervisión. Si bien la implantación del lean manufacturing requiere pasar por una serie de etapas, es fundamental mantener la disciplina en todas ellas, solo así conseguiremos nuestros objetivos.

Aplicar la metodología lean manufacturing puede ser altamente beneficioso para la empresa, puesto que implica optimizar todos los procesos de la empresa y mejorar aquellos aspectos que pueden ser más débiles.