www.madridiario.es
Grafiteros detenidos.
Ampliar
Grafiteros detenidos. (Foto: Policía Nacional)

Detenidos por irrumpir en un tren al grito de "atentado"

viernes 23 de marzo de 2018, 16:43h
Cuatro grafiteros han sido detenidos por irrumpir en un grito de "atentado" por arrojar disolvente para provocar el pánico. A los jóvenes se les imputan 26 delitos de daños valorados en casi 170.000 euros y 13 delitos de desórdenes públicos.
Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro jóvenes por causar daños valorados en casi 170.000 euros en trenes de cercanías. Los arrestados forman parte de un grupo llamado “OFCS” y son los presuntos autores de 26 delitos de daños y 13 delitos de desórdenes públicos. En el último hecho, los detenidos llegaron a arrojar disolvente y gritar “atentado” para provocar el pánico entre los viajeros.

Los detenidos tienen difusión internacional ya que han realizado grafitis en diversas ciudades de Europa, llegando incluso a realizar pintadas en trenes del Ejército de Tierra provocando la paralización del transporte ferroviario militar.

Gritos de "atentado"

Los hechos ocurrieron el pasado mes de febrero. Cuatro jóvenes accedían a la madrileña estación de cercanías de Vallecas y, una vez en el vagón, provocaban una frenada de emergencia del tren para realizar diversos grafitis.

Tras varias gestiones, los investigadores comprobaron que los jóvenes accedieron a la estación y permanecieron en el andén unos 50 minutos dejando pasar varios trenes hasta que, tras ocultar su rostro con gorros o bragas. Una vez dentro, forzaron la puerta de acceso a la cabina y manipularon la seta de emergencia y el inversor de marcha, provocando la parada brusca del tren. Tras realizar la pintada, huyeron corriendo por las vías hacía una estación cercana.

Los arrestados provocaron el pánico ya que arrojaron disolvente con fuerte olor y gritaron “atentado”, logrando que los pasajeros creyeran que era un atentado con artefacto explosivo. Los viajeros accionaron el desbloqueo de las puertas de los vagones y huyeron por las vías férreas con la circulación ferroviaria sin detener.

El maquinista, que llegó a perder el control del tren de cercanías, tuvo que abandonar la cabina de mando y dirigirse a la cabina de cola para volver a tomar el control del convoy, avisando urgentemente al centro de control para que cortaran la circulación de todos los trenes y evitar el arrollamiento de algún viajero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.