www.madridiario.es

Cirujanos y algo más

Por Lidia López García
martes 20 de febrero de 2018, 17:24h

La rotura de bazo tras el accidente de moto de Alejandra, el neumotórax de Daniel que apareció sin más en el sofá de su casa, las 5 costillas rotas que no resistieron la caída desde el segundo piso de Javier, la apendicitis de María que resultó ser finalmente peritonitis, los cálculos en la vesícula de Laura, la neoplasia de colon que se llevó al abuelo de José, la de pulmón que sorprendió a Jorge quién tanto fumaba, y la gastrectomía que hizo que por fin Juana perdiera cien kilos, acabaron en quirófano.

Allí y por efecto de la anestesia todo se difumina: las caras, las voces, la consciencia y a veces hasta la humanidad. Unas manos bajo unos guantes estériles cogen un bisturí eléctrico que propaga el olor tan desagradable a carne quemada. La anatomía del paciente queda expuesta a ojos de quién tantos años ha dedicado para conocerla y todo un equipo corta, quita y finalmente sutura (a veces hasta la vida cuando pende de un hilo).

Un apretón de manos aún con los guantes puestos anuncia el final de la intervención. El campo es retirado y el paciente comienza a despertar. La luz parece que es molesta, pero el tubo dentro de la boca debe serlo aún más.

Uno de ellos sube a planta algo preocupado, hoy todo ha salido bien, ayer no. Comienza a pasar visita y sin una mesa quirúrgica de por medio recoge los: ‘‘no puedo más’’, los: ‘‘me dijo que iba a estar mejor’’ y las ojeras de quién no ha dormido en toda la noche por el dolor, y ya le acompañarán todo el día. Nadie dijo que ejercer esta profesión fuera fácil.

Recuerdo como hace tiempo otro me dijo que él no era médico sino cirujano, y yo viéndole no podía estar más de acuerdo. Hoy tras llevar tres meses observándoles pienso que son cirujanos y algo más. Y es que los sanitarios sin poder negarnos somos y estamos hechos de las historias de vida de mucha gente, es lo que nos diferencia a los enfermeros o médicos del robot más puntero del mundo y lo que hace que a veces el armazón puesto desde hace años, se caiga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios