www.madridiario.es
Imagen de archivo de Oriol Junqueras.
Ampliar
Imagen de archivo de Oriol Junqueras. (Foto: ERC)

El Supremo no se pronunciará, al menos hasta mañana, sobre la excarcelación de Junqueras

jueves 04 de enero de 2018, 07:56h

El líder de ERC, Oriol Junqueras tendrá que esperar, al menos hasta este viernes, para conocer la decisión del Tribunal Supremo ante su petición de libertad. Tras estudiar el recurso y deliberar al respecto, los magistrados del Supremo han confirmado que posponen, al menos hasta este viernes, el anuncio de su decisión. La Fiscalía mantiene su petición de prisión alegando riesgo de reiteración delictiva; un extremo que rechaza el abogado de Junqueras, Andreu Van den Eynde, para quien dejarle en libertad no sólo va en apoyo de sus derechos personales, sino de los derechos colectivos, al haber sido elegido diputado.

La defensa de Junqueras ha alegado que tiene derecho a participar en el nuevo escenario político abierto en Cataluña tras las elecciones del 21 de diciembre, donde fue candidato y quedó como tercera lista más votada en las mismas. Además, ha alegado sus fuertes convicciones religiosas y éticas para salir a la calle y poder continuar con su vida anterior.

El ex vicepresidente de la Generalitat de Cataluña ha manifestado ante los magistrados del Supremo que deben revisar su prisión preventiva porque es un "hombre de paz" con convicciones religiosas y que busca el "diálogo bilateral" en el conflicto político existente en Cataluña.

Van den Eynde adelantó que si la puesta en libertad de su defendido no es aceptada, pedirán el traslado a cárceles catalanas y la salida para asistir a los plenos. "Aunque se mantenga la cárcel provisional, tenemos que garantizar que se mantenga el ejercicio de los derechos políticos", afirmó.

En otro orden de cosas, Junqueras apela al estoicismo como filosofía vital, en una carta publicada por el matí.cat, en la que cita un texto del escritor portugués Fernando Pessoa. "Me clavo en el pecho la espada que ya no me servirá para combatir. Si el vencido es quien muere y el vencedor quien mata, con ello, confesándome vencido, me instituyo vencedor", llega a decir en esa misiva, siguiendo la terminología de los gladiadores de la antigua Roma: "Como gladiador, condenado por su destino de esclavo a ponerse en la arena, saludo, sin que recele el César que haya este circo rodeado de estrellas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios