www.madridiario.es

Las tribulaciones de una jueza

Por Pedro Montoliú
miércoles 20 de diciembre de 2017, 10:35h

Estábamos casi al inicio de la campaña de las elecciones municipales de 2015 y Manuela Carmena, tras una entrevista en madridiario.es, hizo, como de pasada, el comentario de que ese fin de semana iba a conocer a quienes las distintas formaciones que componían Ahora Madrid (Izquierda Unida, Podemos, Equo y Ganemos) habían designado para ir en la lista que ella encabezaba. Han pasado dos años y medio y esa forma de hacer la candidatura le ha pasado todas las facturas posibles hasta el punto de que algunos de sus colaboradores no dudan en decir que parecen tener al enemigo dentro.

Los dos años y siete meses transcurridos han sido un rosario de ceses, dimisiones y rupturas del voto. Los problemas empezaron pronto con el cese de Guillermo Zapata nada más tomar posesión del cargo de responsable de Cultura y Deportes por aquellos desafortunados tuits de su juventud; siguió en febrero de 2016 con la polémica causada por la actuación de unos titiriteros que supuso el cese del director artístico que había realizado la programación del carnaval y la dimisión en marzo del director general de Programas y Actividades Culturales.

El año 2017 la situación ha ido a peor. En marzo Carmena tuvo que destituir a Celia Mayer como concejala de Cultura y Deportes; a cambio la puso al frente de cartera de Igualdad. Las polémicas de los titiriteros, el demencial informe para aplicar la Ley de Memoria Histórica, que obligó a Carmena a nombrar una comisión y poner al frente de ella a Paquita Sauquillo, o la eliminación de los nombres de Fernando Arrabal y de Max Aub de las naves del Matadero fueron algunos de los motivos oficiales que llevaron a esta decisión. La marcha de Mayer supuso al mes siguiente la destitución de Ana Varela, consejera delegada de Madrid Destino, que había sido nombrada por Mayer.

Precisamente Mayer y Carlos Sánchez Mato fueron citados en junio a declarar como investigados en un juzgado de Madrid tras la querella presentada por el PP por una supuesta malversación de fondos, al encargar dos informes externos con los que querían denunciar el convenio del Ayuntamiento con el Open de Tenis. Ambos concejales fueron reprobados por toda la oposición.

Y por si todo esto no fuera suficiente cerramos el año con la dimisión de la gerente de la Ciudad de Madrid, Carmen Román, que se va a la Administración central y el cese de Carlos Sánchez Mato que estaba al frente del área de Economía y Hacienda por negarse a acatar el plan de ajuste municipal aceptado para acabar con la tutela impuesta por el ministerio de Hacienda. La negativa a defender este plan ha colmado la paciencia de la alcaldesa, a la que no gusta nada el techo de gasto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria pero que, como jurista, sabe que hay que acatarla hasta que se logre cambiar. Ahora, tras la destitución de Sánchez Mato, son Guillermo Zapata, Celia Mayer y Javier Barbero los miembros de la plataforma Madrid 129, escindida de Ganemos, los que amenazan con abandonar sus responsabilidades de gobierno. La alcaldesa se niega a hablar de futuro, pero de continuar estos enfrentamientos internos en la plataforma que agrupa tan variopintas formaciones, es impensable que Carmena acepte repetir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios