www.madridiario.es

¿Se puede circular hoy?

jueves 30 de noviembre de 2017, 09:54h

Ya tenemos parte de la Gran Vía vallada y este 1 de diciembre este eje circulatorio dejará de serlo para convertirse simplemente en una gran calle comercial y semipeatonal. Los responsables municipales esperan que en esta ocasión puedan evitarse algunos de los problemas surgidos el año pasado y que la medida funcione mucho mejor que entonces, algo fundamental teniendo en cuenta que dentro de siete meses gran parte de las normas previstas para los próximos días del puente de la Constitución y las Navidades se aplicarán de forma permanente.

A favor del plan municipal están los 5.400 metros cuadrados ganados para el peatón; la colocación de unas barreras que pesan 800 kilos en vez de las vallas metálicas del año pasado en una época en la que la seguridad ante posibles atentados debe ser prioritaria; la limitación de velocidad en uno de los carriles a 30 kilómetros por hora para que pueda ser también utilizado por los ciclistas; la mayor frecuencia de los autobuses de la EMT que compartirán otro de los carriles con taxis y motos y la ampliación de algunos de los pasos de peatones más utilizados.

En contra, el calendario de aplicación de las normas restrictivas. Ni a los que viven todo el año en la capital, ni a los que, en estas fechas se desplazan de provincias para comprar o ver luces, mercadillos y belenes se les puede exigir que conozcan los 9 días, de los 38 del periodo de aplicación, en que podrán aventurarse a entrar con su coche en esta vía, o que sepan en que cuatro días pueden circular hasta las cinco de la tarde o en qué otros cuatro pueden atravesar la Gran Vía con sus coches a partir de las diez de la noche.

El conductor, y eso lo tienen confirmado las autoridades por la experiencia, sabe que el cierre de una calle, la limitación de una velocidad o la aplicación de una norma debe ser radical y no debe ser aplicada de forma confusa. El ciudadano entiende que, si no puede hacer algo, no puede, y punto.

Si le ofrecen horas y días en que quizás pueda hacerlo y existe hasta una lista con una veintena de excepciones que, por lo general, desconocerá, lo normal es que pruebe a ver si hay suerte. De ser así, las entradas a la Gran Vía, controladas por la Policía Municipal, volverán a sufrir problemas importantes de circulación y terminarán desvirtuando los resultados de una medida que, cuando se amplíe hasta los límites del Prado, bulevares y rondas, supondrá un antes y un después, pues cambiará sin duda la imagen del centro de esta ciudad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.