www.madridiario.es

¡Qué viene el IBI!

viernes 20 de octubre de 2017, 08:09h

El Ayuntamiento de Madrid está repartiendo ya los recibos anuales del temido Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Como saben ustedes, el IBI grava la propiedad de viviendas y locales. En los últimos años esta tasa se ha multiplicado por dos. A lo largo del lustro pasado, en poco más de cinco años, como consecuencia de una actualización abusiva e inexplicable del catastro, muchos propietarios madrileños se ven obligados a pagar una cuenta impositiva desorbitada.

Reformada oportunamente la reglamentación, nadie se libra de esa carga municipal, hasta los veteranos inquilinos de pisos de renta antigua ven repercutido el IBI en sus alquileres. En el presente ejercicio, repasada la notificación del Consistorio, el IBI se ha encarecido un diez por ciento en los barrios céntricos de Madrid. Repito: ¡un diez por ciento! Tendremos que apoquinar una pasta gansa. Así nos luce el pelo a los pobres contribuyentes de Madrid.

Como consecuencia de la revisión, en los distritos apuntados, aquellos que abonaban algo más de quinientos euros ahora desembolsan cerca de mil euros. En un país como el nuestro, donde las pensiones se revalorizan un 0,25 %, los salarios que suben se incrementan un 1 % y la inflación anda por el 1,8 %, en esa coyuntura tan deprimente, el IBI municipal se sube a la parra. Todavía no he escuchado una excusa coherente que respalde tamaño sablazo.

Aunque las casas hayan perdido parte de su valor en el estallido de la burbuja inmobiliaria, a pesar de esa realidad incuestionable, el Ayuntamiento tasa las plusvalías y el IBI como si nada hubiera ocurrido en ese sector económico. Un dislate mayúsculo. La voracidad impositiva que padecemos no tiene límites. Los ciudadanos que se compraron el hogar donde habitan se han convertido en una mina para las arcas locales y estatales. Cotizando impuesto sobre impuesto, soltando el dinero por aquí y por allá, se van dejando sus buenos euros en el empeño.

En este caso, como en tantos otros, no estamos hablando de posesiones suntuarias y de rentas financieras, nos referimos al domicilio donde vive cada vecino. Yo esperaba que alguno de nuestros dirigentes, en el poder o la oposición, interviniera para paralizar y racionalizar esta imposición confiscatoria. No ha sido así. Un silencio espeso y cómplice rodea este asunto. Unos, los que ahora mandan, para gastarse más de lo que deben, meten la mano en la cartera de los indefensos paganos. Los otros, aquellos que esperan mandar, ven en el IBI un recurso fundamental que les vendrá muy bien en el futuro. A los sujetos pacientes del diabólico invento solo nos queda gritar ¡Socorro.... qué viene el IBI!.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • ¡Qué viene el IBI!

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7078 | manuel - 23/10/2017 @ 13:33:42 (GMT+1)
    No habla usted de los barrios, como por ejemplo, Puente de Vallecas, a los que nos han bajado el valor catastral y por lo tanto la cuota final a pagar de IBI. No, es mejor hablar mal del conjunto. A eso se le llama parcialidad.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.