www.madridiario.es
Las frases más motivadoras e inspiradoras
Ampliar
(Foto: BDI)

Las frases más motivadoras e inspiradoras

Por MDO
miércoles 16 de agosto de 2017, 10:29h

Encontrar la motivación para estudiar, para hacer ejercicio o bajar de peso, para ir a trabajar cada día, para vivir… Hay actividades y tareas que requieren de inspiración y motivación para ser emprendidas con éxito.

Existen diferencias entre uno y otro. La motivación es un conjunto de factores internos o externos que determina en parte las acciones que una persona acomete, y la inspiración un estímulo que anima la labor creadora, sobre todo en el arte o en la ciencia.

Desde la web Coaching de Vida entienden que la motivación tiene su origen en una influencia externa, es de corta duración y requiere mantenimiento, puede provenir del malestar emocional y se basa en motivos propios o ajenos. La inspiración, sin embargo, tiene su origen en un autodescubrimiento interno, tiene duración media o larga y es capaz de producir cambios perdurables, proviene del bienestar emocional y se basa en profundos anhelos propios.

Aunque tener un contexto favorable influye, las personas, por lo general, son capaces de hacer lo que se propongan, alcanzar sus metas aunque por el camino experimenten pequeñas derrotas y victorias que no les parecen suficientes. Pero necesitan algo que las empuje a seguir adelante.

Encontrar y mantener la motivación

Muchas veces no resulta fácil de encontrar pero, como recuerdan desde La mente es maravillosa, “si no hay ‘ganas’ de mejorar, nada mejora”. Que la motivación desaparezca, sin embargo, no significa que haya que bajar los brazos o buscar excusas para no conseguir aquello que se está persiguiendo.

Para ello, el blog especializado en psicología propone unos consejos, empezando por finalizar las tareas más difíciles en primer lugar. Al organizar la agenda, hay que anotar primero aquello que resulte más complicado, lo que generará un tiempo y un esfuerzo mayor. A su término, el alivio y el nivel de autoestima será tal que el resto de la jornada se verá de otra forma. De hecho, no cumplir con aquello que la persona se había propuesto puede generar frustración.

Hay que mantener el entusiasmo, ser capaces de visualizar esa sensación de felicidad que se sentirá al terminar aquello que se debe acometer, ya sea terminar un informe, la jornada laboral o una hora de ejercicio físico.

Ayuda el celebrar los resultados, darse un gusto de vez en cuando que puede consistir en cenar con la pareja, tomarse una copa con los amigos o adquirir aquel artículo que hace semanas que se desea. También resulta estimulante el identificar la razón por la que se desea lograr tal sueño o meta.

Las personas, asimismo, deberían analizar sus éxitos o fracasos en relación a sí mismas, y no en comparación con los demás, a fin de no caer en la frustración. Se recomienda también ver el lado divertido y especial de toda tarea, y pensar siempre en los beneficios, en lo que se ha conseguido, y no castigarse por lo que no.

Hay pequeños trucos que ayudan, como la música estimulante o las frases bonitas. Los estados en redes sociales están llenos de frases bonitas y cortas que, más allá del mero “postureo”, ayudan a quienes las leen. “La gota de agua perfora la roca, no por su fuerza, sino por su constancia”, es uno de esas frases bonitas de la vida que resulta útil leer de vez en cuando.

La creatividad, también importante

La de ser creativo es una capacidad también importante y necesaria. La creatividad permite crear ideas, aportar soluciones, adaptarse a un entorno como este, de cambio continuo. Empuja, como recuerdan en La mente es maravillosa, a salir de del conformismo y la zona de confort para ir salir de la rutina. También hay formas de desarrollar y mantener la creatividad siempre despierta.

La imaginación trabaja mejor cuando no tiene fronteras, cuando se estimula a través del descubrimiento continuo. Y, como la creatividad surge en cualquier momento, ayuda el tener a mano algo para registrar los pensamientos, como una hoja en blanco y un bolígrafo.

También lo hace el mantener una posición de aprendizaje continuo, a través de la lectura o de actividades inspiradoras como las charlas, las exposiciones y eventos de diversa índole. Mejor aún sin son cosas que motivan, o personas cuyas inquietudes inspiren.

Eso sí, hay que saber darse tregua. A veces es mejor asumir que mañana será otro día, descansar la mente y empezar el día siguiente despejados.