www.madridiario.es

Asegura que sigue trabajando con sus médicos

Se confirma que Tiger no consumió droga ni alcohol, sino medicamentos

Se confirma que Tiger no consumió droga ni alcohol, sino medicamentos

Tiger Woods no condujo bajo los efectos del alcohol o las drogas el pasado mes de mayo. Tras los test practicados para determinar qué fue lo que provocó que Tiger estuviera dormido en el coche aquella noche han confirmado que fue una mezcla de medicamentos. De acuerdo a los resultados toxicológicos ofrecidos por la oficina del sheriff del Condado de Palm Beach (Florida), cuando fue arrestado por la policía tenía en su organismo los medicamentos de Vicodin, Dilaudid, Xanax, Ambien y THC (tetrahydrocannabinol).

Esta confirmación es una buena noticia para Tiger, que siempre defendió su inocencia de haber conducido bajo los efectos del alcohol o las drogas. En un comunicado, el ex número uno ha insistido en que "como ya dije, me había estado tratando por mi cuenta para tratar mi dolor de espalda y un trastorno del sueño, incluido el insomnio, pero ahora me doy cuenta de que era un error hacerlo sin necesidad de tratamiento médico. Estoy continuando trabajando con mis médicos y siento que he hecho progresos significativos, estoy agradecido por el increíble apoyo que sigo recibiendo y por la familia y amigos que me están ayudando".

En ese comunicado Tiger aprovecha para decir que "en cuanto a mi espalda, recientemente hablé con mi cirujano y él está muy contento con el proceso de recuperación. Ya se ve un poco de luz. Estoy montando en bicicleta estática y pateando un poco", asegura.

Woods, que no juega desde su retrada en Dubai en febrero, se ha operado de la espalda en cuatro ocasiones desde 2014, y sigue buscando la manera de volver a la competición. Su último triunfo fue en agosto de 2013.