www.madridiario.es

PLANES PARA EL VERANO

San Lorenzo del Escorial
Ampliar
San Lorenzo del Escorial (Foto: Kike Rincón)

Escapar de la capital: los pueblos más bonitos de la Comunidad de Madrid

viernes 28 de julio de 2017, 19:28h

Proponemos a los lectores salir de la capital y realizar un viaje por los diferentes pueblos de la Comunidad de Madrid.

Cuando pensamos en Madrid, lo primero que viene a nuestra mente son los monumentos, parques, museos y avenidas de la capital, pero pocas veces pensamos en la riqueza cultural que se encuentra fuera de la almendra central y sus alrededores.

La Comunidad de Madrid está llena de pueblos cuyo patrimonio cultural es digno de admirar y que dotan a la región de un encanto especial que se esparce desde el norte hasta el sur y desde el este hasta el oeste.

La oferta turística madrileña es para todos los gustos, desde aquellos a los que les vuelve locos la naturaleza hasta los más cosmopolitas que prefieren visitar edificios históricos y pasear por las pequeñas urbes.

El Madrid más señorial

Palacios, jardines, monasterios… La Comunidad de Madrid tiene todo lo que hace falta para transportar a los visitantes al siglo XVI para descubrir los lugares que reyes como Felipe II mandaron construir.

En San Lorenzo del Escorial (a 57 km. de Madrid) encontramos el imponente Monasterio del Escorial. Construido entre 1563 y 1584, fue la obra más importante del Rey Felipe II, que lo ordenó construir en agradecimiento a la victoria obtenida frente a las tropas francesas en la batalla de San Quintín en 1557. Incluye un palacio real, una basílica, un panteón, una biblioteca, jardines y el propio monasterio. Para aquellos a los que les encante el misterio, se dice que bajo el edificio está una de las puertas al infierno y que el Rey Felipe II se propuso cerrarla con esta gran construcción.

Famosa por su palacio y sus jardines, Aranjuez (a 49 km. de Madrid) es sin duda la localidad más señorial de toda la Comunidad de Madrid. Ostenta la denominación de Real Sitio de la Corona de España y los Jardines de Palacio están inscritos en la lista de la UNESCO como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad. La construcción del palacio, al igual que la de El Escorial, fue ordenada por Felipe II en 1561. Tras dos incendios, el palacio que puede visitarse ahora es del periodo borbónico, cuya reconstrucción fue iniciada por Felipe V. Merece la pena recorrer sus estancias, pero la verdadera joya son los jardines. En total son cinco los que pueden visitarse –del Príncipe, de la Isla, del Parterre, del Rey y de Isabel II–, cada uno único en su estilo, desde el modelo paisajista de los Jardines del Príncipe hasta el modelo renacentista español del Jardín de la Isla, muestra exclusiva de este estilo arquitectónico y artístico.

Para aquellos amantes de la lectura, es de obligado paso Alcalá de Henares (a 35 km. de Madrid), ciudad natal del escritor Miguel de Cervantes. Los edificios de la localidad hacen que esta viva anclada en el Siglo de Oro español. La Plaza de Cervantes, la Casa-Museo del escritor, el corral de comedias, el Palacio Laredo o la Universidad son edificios de visita obligada, al igual que hacerse la típica foto entre Don Quijote y Sancho Panza en la Calle Mayor.

La arquitectura más curiosa

Pizarra, piedra, adobe, madera… Numerosos materiales se utilizan para la construcción y pueden hallarse pueblos de Madrid cuya arquitectura es el principal reclamo turístico.

En Patones de Arriba (a 60 km. de Madrid), sus casas de piedra, madera, adobe y teja árabe, coronadas con tejados de pizarra, son un gran ejemplo de la llamada ‘arquitectura negra’. Declarado Bien de Interés Cultural, la leyenda cuenta que sus calles enlosadas fueron gobernadas por un rey: el Rey de Patones, una especie de alcalde o juez de paz que administraba justicia entre los vecinos, cuya figura se mantuvo hasta 1750.

A más de 1.200 metros de altura, enclavado en la Sierra del Rincón se encuentra La Hiruela (a 105 km. de Madrid), pequeño pueblo en el que el tiempo parece no pasar. Sus casas fabricadas en adobe, piedra y madera de roble le dan un encanto particular y convierten a la localidad en uno de los pueblos de la Comunidad de Madrid cuya arquitectura tradicional es de las mejor conservadas.

En la misma Sierra del Rincón se encuentra Puebla de la Sierra (a 101 km. de Madrid), cuyos tejados rojos destacan entre el verde de la naturaleza. Los edificios son de piedra oscura, rematados con detalles en madera. Merece la pena visitar el Valle de los Sueños, recorrido con diferentes esculturas perfectamente integradas en el paisaje rural del pueblo y sus alrededores.

Viaje a la Edad Media

La Edad Media dejó huella en la Comunidad de Madrid mediante castillos y fortalezas que todavía custodian los diferentes pueblos en los que se encuentran.

Rodeado por una imponente muralla medieval se alza Buitrago del Lozoya (a 74 km. de Madrid). Emplazada a la orilla del río Lozoya, esta villa cuenta con un castillo –también denominado ‘alcázar’– cuya arquitectura es de estilo mudéjar. Tiene forma casi cuadrada y cuenta con siete torres. Se encuentra deteriorado por los años, sobre todo tras el paso de las tropas napoleónicas en 1808 o la Guerra Civil, con el frente de Somosierra a tan solo un par de kilómetros del municipio.

Con su castillo del s. XV, Manzanares El Real (a 53 km. de Madrid) posee una de las fortalezas mejor conservadas de Madrid. El principal encanto de este pueblo es el lugar en el que se encuentra: el Parque de la Cuenca Alta del Manzanares, declarado Reserva de la Biosfera, lo que promete al viajero disfrutar de una panorámica impresionante.

Rodeado también de naturaleza se encuentra San Martín de Valdeiglesias (a 75 km. de Madrid). Próximo al Pantano de San Juan, San Martín de Valdeiglesias posee un rico patrimonio histórico, siendo un emplazamiento con raíces en la época de la Reconquista. Su Castillo de la Coracera, construido en el s. XV, consta de un patio de armas, capilla y bodega, entre otras estancias. Alberga también la Oficina de Información Turística del pueblo y la comarca. Es imprescindible subir a su Torre del Homenaje para gozar de las mejores vistas de la Sierra de Gredos.

Naturaleza en estado puro

Rodeado de múltiples parajes naturales, muchos pueblos de Madrid quedan a la sombra de la naturaleza y el entorno, los principales protagonistas.

Rascafría (a 94 km. de Madrid), en el Valle del Lozoya, es el término municipal de mayor extensión de la zona y está envuelto por una gran extensión de bosque y naturaleza. Su mayor atractivo son sus piscinas naturales, conocidas como ‘Las Presillas’. Allí, además de darse un buen baño, puede hacerse picnic y deleitarse con las vistas del pico de Peñalara.

En la Sierra de Guadarrama se encuentra Cercedilla (a 56 km. de Madrid), municipio con mayor presencia romana de toda la Comunidad. Su calzada y sus puentes romanos se mimetizan con la naturaleza del Valle de la Fuenfría, lugar de nacimiento del río Guadarrama y con varias rutas ideales para hacer senderismo.

Miraflores de la Sierra (a 49 km. de Madrid) se encuentra entre los puertos de Canencia y Morcuera, al sur del Sistema Central. El entorno natural del pueblo ofrece al turista una gran variedad de rutas para hacer trekking o BTT, pero el elemento más curioso del pueblo se encuentra en la Plaza del Álamo, donde habita un enorme álamo que en verdad es un ejemplar de olmo, que no se sabe exactamente cuándo fue plantado.

Para pasear sin prisa

Los visitantes inquietos a los que les gusta caminar y disfrutar de los paseos sin rumbo también tienen su sitio en Madrid.

Chinchón (a 46 km. de Madrid) cuenta con diversos edificios –Parador de Turismo, Torre del Reloj, Teatro Lope de Vega, Castillo de los Condes, entre otros– que hacen de este pueblo un lugar con muchísimo encanto. Su casco urbano fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974 y su Plaza Mayor es su gran atractivo turístico. Catalogada como una de las plazas más bellas del mundo, ésta se encuentra formada por soportales y está cerrada por construcciones de tres plantas y balcones de madera, denominados 'claros'.

La Plaza Mayor de Colmenar de Oreja (a 40 km. de Madrid) es otro de los enclaves mágicos de esta Comunidad. Típica plaza castellana, merece la pena visitarla por sus arcos y soportales. La Iglesia de Santa María la Mayor, el Arco de Zacatín o el Teatro Diéguez son otros edificios del pueblo por los que poder pasear y descubrir un poco más de la historia de Colmenar.

De estilo castellano, Navalcarnero (a 31 km. de Madrid) cuenta con casi 30 plazas y plazuelas, y recorrerlas es la mejor forma de conocer este pueblo. La Plaza de Segovia es la más característica, siendo el centro neurálgico de la localidad y contando con una arquitectura curiosa formada por diversos soportales, balconadas de madera y edificios de colores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Escapar de la capital: los pueblos más bonitos de la Comunidad de Madrid

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    6009 | Antonio Hernández - 02/08/2017 @ 18:00:38 (GMT+1)
    Me gustaría poder opinar sobre el pueblo más bonito,pero voy a menudo tres o cuatro días a Madrid y me es difícil ya que no encuentro tour que visiten los pueblos de Madrid.
    6004 | Alfonso Gorjon Fernández - 02/08/2017 @ 10:44:43 (GMT+1)
    Solicito envíen información de todo España pueblos para visitar Gracias

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.