www.madridiario.es

IES Pérez Galdós: Es su deseo y es su derecho

miércoles 14 de junio de 2017, 10:23h

Aún recordamos los primeros días en los que llegamos a la Asamblea de Madrid esta legislatura. Más sorprendidos que nosotros, porque prácticamente todos éramos nuevos en las instituciones, lo estaban los diputados y diputadas del Partido Popular. Ciertamente era comprensible. Hacía 20 años que no perdían una votación en esta cámara en la que habían hecho y deshecho a su antojo con la confianza de quien asume ya la institución como propia. Tanto, que les hacía creerse con el derecho de llevarse una mordida a cambio de licitaciones o la libertad de saltarse las normas cuando éstas se ponían en su camino.

La intención de clausurar el Instituto Pérez Galdós es el último ejemplo por parte de la Consejería de Educación. Además de ser un centro con gran importancia en el distrito, es uno de los cuatro únicos centros de la ciudad de Madrid que alberga un aula TEA, y acoge una gran cantidad de alumnos con necesidades educativas especiales Ni todas estas razones ni la defensa del centro por parte las familias ha hecho al Gobierno dar marcha atrás. Tampoco lo ha conseguido el hecho de estar saltándose la Ley Orgánica de Educación y que mantiene la LOMCE en el apartado que establece que todo alumno tiene el derecho de finalizar la etapa educativa obligatoria donde ha sido escolarizado excepto por deseo expreso de la familia. Un elemento que la Consejería de Educación ha intentado aprovechar -afortunadamente sin éxito - coaccionando a los alumnos menores de edad para que rellenasen y firmaran la solicitud de cambio de centro sin ni siquiera el consentimiento de sus familias llevándose la sorpresa de que en muchas de ellas el único instituto solicitado ha sido el propio Pérez Galdós.

El proceso de cierre no sólo está siendo de dudosa legalidad sino que además se está caracterizado por la falta de transparencia. Las familias se han enterado del cierre por redes sociales y se les ha denegado sistemáticamente el expediente de cierre. Desgraciadamente a pesar de la defensa memorable que han hecho del instituto y de los esfuerzos que le hemos dedicado desde la Asamblea de Madrid, el consejero Rafael Van Grieken no ha querido escuchar lo que se le estaba diciendo de manera coral: el Perez Galdós no se cierra.

Por tanto, la falta de capacidad del Gobierno de Cifuentes para escuchar, ofrecer soluciones y llegar a acuerdos en materia educativa ha tenido como consecuencia que el pasado lunes, como acto extremo para poder defender sus derechos, las familias del Pérez Galdós junto a la Asociación Transparencia y Derechos registraron una denuncia al consejero por prevaricación. Rafael Van Grieken sabía que lo que estaba haciendo era presuntamente ilegal, igual que lo sabía Belén Aldea, la Directora del Área Territorial que dimitió hace unas pocas semanas presumiblemente para no cargar con las consecuencias.

El problema es que el Pérez Galdós no es un caso aislado, sino uno más de la estrategia para desmantelar el sistema de educación pública que lleva años ejecutando el Partido Popular: cerrando centros y aulas públicas mientras masifica otros, utilizando las mejores parcelas para construir centros privado concertados para después alegar que las que quedan para los públicos son demasiado pequeñas, denegando las mejoras y reformas en centros públicos o construyendo nuevas infraestructuras en fases que se alargan durante años. En general una política de acoso y derribo a la educación pública mientras repiten el mantra de “libertad de elección” como eje vertebrador de su política educativa. El problema es que no hay libertad de elección si las familias no pueden elegir una educación pública y de calidad, si a las familias madrileñas se les cierran los centros educativos que han escogido para educar a sus hijos.

La obligación de los gobiernos es cuidar e impulsar lo que es de todos y todas: la educación pública. Quien no quiera hacerlo, quien quiera denostarla o privatizarla, que se vaya, o se encontrará con familias valientes dispuestas a ir hasta donde haga falta para defenderla.

Beatriz Galiana y Miguel Ardanuy, diputados de Podemos en la Asamblea de Madrid.

Beatriz Galiana Blanco

Diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid

Doctora en Energía Solar por la UPM. Profesora del Departamento de Física en la UC3M y diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.