www.madridiario.es
Cómo aliviar el dolor de la salida de los primeros dientes
(Foto: BDI)

Cómo aliviar el dolor de la salida de los primeros dientes

viernes 24 de marzo de 2017, 18:53h

Es habitual que sobre los cinco o seis meses al bebé le empiezan a salir los primeros dientes. Este puede ser un momento frustrante tanto para el bebé como para los papás que no sabemos muy bien cómo actuar.

Uno de los primeros síntomas que nos pueden hacer pensar que el bebé está en fase de dentición es que se muestre inquieto, irritable o de mal humor y que llore con facilidad a causa del dolor.

Los bebés también suelen presentar salivación abundante por lo babean más de lo habitual. Este exceso de babas puede provocar irritación alrededor de la boca y en la barbilla. En la farmacia podemos encontrar cremas para prevenirla, aunque el aceite de almendras o de coco también es un buen aliado.

La dermatitis del pañal también está asociada a los periodos de dentición, muchas veces provocados por deposiciones más liquidas y ácidas. La dentición no debería provocar diarrea, si esto ocurre posiblemente se deba a otra causa y deberemos consultar con el pediatra. Lo mismo ocurre con la fiebre, unas décimas son normales, pero las fiebres altas siempre son motivo de consulta.

También es posible que notemos una pérdida del apetito en el bebé. Hay bebés que prefieren tomar solamente el pecho o el biberón y otros que prefieren los alimentos sólidos y rechazan el pecho o el biberón porqué la succión les provoca una presión desagradable en las encías.

Aunque una de las señales inequívocas de que le van a salir los primeros dientes, es la necesidad que tiene el bebé de morder todo lo que tiene a su alcance para aliviar el dolor.

Afortunadamente existen muchos artículos para satisfacer esa necesidad de morder y hacer así más llevadera esta fase. Un ejemplo son los sonajeros mordedor de Mamichic.

Son sonajeros hechos íntegramente de silicona orgánica antibacteriana de fácil agarre para el bebé. Al pequeño le gustará el sonido y podrá morderlo para aliviar las molestias provocadas por la salida de los dientes.

Otro artículo muy práctico y además bonito son los collares de lactancia. Están formados por piezas de silicona alimentaria y diseñados para que los lleve la mamá pero los utilice el bebé. Cuando sostenemos al bebé en brazos, el collar queda a la altura de su vista, permitiendo que el bebé lo chupe y lo muerda aliviando así las molestias de la dentición.

También le podemos ofrecer líquidos o fruta fría ya que el frío suele adormecer las encías y calmar el dolor.

Si el bebé está muy irritable y nada lo calma, podemos consultar con el pediatra si podemos ofrecerle Paracetamol que le ayude a aliviar el dolor y a conciliar el sueño. Nunca debemos medicar a los niños por nuestra cuenta.

La salida de los dientes es un proceso que lleva su tiempo, a veces las molestias durarán un par de días y otras un poco más. Siempre debemos mostrarnos tranquilos y atender a nuestro bebé proporcionándole todos los mimos que demande para hacerle más llevadera la situación.