www.madridiario.es

CAFÉ COMERCIAL

El Café Comercial en 1932.
El Café Comercial en 1932. (Foto: Biblioteca Nacional de España.)

Cuando Madrid se contaba en un café

Por el Café Comercial pasaron tantas personalidades diferentes de todos los ámbitos durante los 128 años que funcionó, que la huella que dejó su cierre en el centro de Madrid no se ha borrado.

Era lunes y hacía calor. En julio de 2015 un espléndido sol iluminó Madrid todos los días, excepto uno: el 27. Ese día una tristeza inmensa inundó la Glorieta de Bilbao. Un local que era historia viva de la ciudad no volvería a abrir sus puertas.

Esa misma mañana, a miles de madrileños se les rompió el corazón. En Chamberí ya no había ruido: el sonido de las cucharillas, de la cafetera antigua y del movimiento de las sillas se había convertido en silencio.

Felipe Majano, de 61 años, y Antonio Salas, de 58, habían acudido a trabajar como cualquier otro día. Ambos llevaban 36 años trabajando en el Café Comercial, pero esa jornada nunca la llegaron a cumplir: el emblemático local cerraba después de 128 años.

El café fue inaugurado el 21 de marzo de 1887, según consta en la solicitud de licencia de apertura que elevó Antonio Gómez Fernández, que se encuentra en los Archivos de la Villa de Madrid. Desde el año 1909 y hasta su cierre perteneció a la familia Contreras.

Con la nueva familia regentando el café, se inauguró una sala de billar en la planta superior, correspondiente al primer piso del edificio. Tiempo después, ese lugar se convertiría en “La planta de arriba”, un sitio destinado a diversas actividades como el club de ajedrez, la presentación de libros, teatro para niños, etc.

En el mes de marzo de 1911, el periódico “Heraldo de Madrid” denunciaba mediante una carta al director la insalubridad del café. Cuatro meses después, el local entero también era denunciado debido a sus malas condiciones higiénicas. En el año 1922, el local volvía a tener problemas con las instituciones al ser acusada de no pagar los impuestos correspondientes. Estos inconvenientes se solucionaron con la celeridad suficiente como para evitar el cierre.

Durante la Guerra Civil Española, fue uno de los pocos establecimientos regentado por sus propios trabajadores.

Durante la década de los años cincuenta del siglo XX, el Café Comercial llevó a cabo su última gran renovación. Entre los años 1951 y 1952 el negocio acometió una gran remodelación incorporando la más moderna maquinaria industrial del momento, reestructurandotambién su decoración, siendo ésta la que se ha mantenido hasta su cierre.

En el 2000, le fue concedido el premio al mejor café del año en España, algo que siempre ha caracterizado al local. Hasta Marcial Guareño le dedicó un chotis: “Quiere usted tomar un café rico, acuda al Comercial que es exquisito”.

Además de ir a disfrutar del café, en este establecimiento centenario se disfrutaba de tertulias de una gran calidad, por las que han pasado escritores como los hermanos Machado, Jardiel Poncela, los Paso, Rafael Sánchez Ferlosio; los periodistas Cortes Cavanillas, Jaime Capmany, Mingote, Evaristo Acevedo y Rafael Azcona Fragoso del Toro; artistas como Celia Gámez, Fernando Reym Zori, Santos y Codeso y Antonio Casal; músicos como Muñoz Román, Sorozabal, Luna, Alonso y Bernahola; y toreros como Márquez y Mazantini.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.