www.madridiario.es

Google te ayuda en la seguridad de tus compras online

jueves 16 de marzo de 2017, 08:58h

El gigante Google y los navegadores web han decidido penalizar a los sitios web que no establezcan unos mínimos de seguridad. Te enseñamos cómo identificarlos.

En estos tiempos en los que la tecnología está cada vez más presente en nuestras vidas, es inevitable que aparezcan nuevas formas de robar datos personales sensibles como tarjetas de crédito. Ante esta alarma social, no es de extrañar que, empresas como Google decidan tomar cartas en el asunto para facilitar a los internautas una vía de identificación de posibles agujeros de seguridad, por ello, tanto el buscador más conocido del mundo como los navegadores web (Mozzila Firefox, Google Chrome…) han establecido nuevas normas que te ayudan a despejar dudas sobre el sitio web en el que vas a realizar tu compra.

Aún, a día de hoy, existe mucha gente con temor a introducir los datos de su tarjeta para sus compras online, y ciertamente existen sitios que se dedican a recabar estos datos para usarlos posteriormente de forma fraudulenta, pero… eso no significa que no sea seguro pagar con tarjeta, por ello, queremos mostraros algunos consejos que os ayudarán a valorar si el sitio en el que realizas tus compras dispone de la seguridad adecuada.

Desde la empresa de Hosting española Indedmedia nos hacen llegar estos pequeños tips:

1- Asegúrate de que la web en cuestión usa el protocolo de seguridad SSL (https). Esto lo podemos identificar fácilmente si en la barra de navegación dónde vemos la web aparece un candado. Este candado significa que la página por la que navegamos trata la información que viaja desde el usuario hasta el servidor de forma encriptada, lo que hace que sea complicado interceptar y descifrar esos datos por un tercero. Si hacemos clic sobre la “i” de información veremos que el navegador nos indica que la conexión es segura.

Si por el contrario, no aparece el candado y, hacemos clic sobre la misma “i” veremos que el navegador nos indica que la conexión no es segura.

2- Si el pago es por tarjeta de crédito, asegúrate de que el navegador te redirije a la página del Banco. Para este ejemplo tomamos como referencia una tienda de juguetes para adultos , y nos damos cuenta de que el momento en el que vamos a proceder con el pago, se nos redirije a la página de Banc Sabadell para introducir los datos de la tarjeta en la plataforma de la Banca online. Esto significa que la página web del comerciante no guarda los datos de nuestra tarjeta, por tanto, en caso de que la web fuera atacada nuestros datos de pago no estarían en sus bases de datos, lo que es un seguro.

3- Asegúrate de que la página tiene aviso legal, existen muchas páginas que no disponen del aviso legal, algo obligatorio en el mercado online español. En este aviso legal, deben figurar datos del comercio o autónomo en cuestión, así como NIF o CIF, nombre fiscal, dirección…

Si la página no dispone de estos datos, lo más probable es que pertenezca a un particular, el cuál, no puedo ofrecerte las mismas garantías que una empresa o autónomo.

4- Si eres un poco más cauteloso, asegúrate de que esta web está alojada en un alojamiento web en España o de la Comunidad Europea, ya que existe una ley de la Agencia de Protección de datos (LOPD) que obliga a que los datos de los clientes sean alojados en países que tengan el mismo nivel de protección que ofrece la LOPD española. Si la web está alojada en servidores extranjeros fuera de la Comunidad Europea, existen posibilidades de que se esté incumpliendo con estas normativas.

Como indicábamos en el titular, una de las medidas adoptadas por Google para combatir la inseguridad de ciertos sitios, ha sido penalizar a las páginas web que no utilicen el protocolo de seguridad SSL, por tanto, estos sitios verán como sus posiciones en los resultados de búsqueda (SERPS) van cayendo, por otro lado, los sitios que lo incorporen gozarán de mayor visibilidad.

No olvides nunca revisar estos 5 puntos al realizar tus compras online para estar seguro, solo así, ayudamos a que los propietarios de comercios electrónicos apuesten por la seguridad de sus sitios, si nadie les compra, sólo les quedará sumarse al carro de la seguridad online.