www.madridiario.es
Hospital Infanta Leonor
Ampliar
Hospital Infanta Leonor (Foto: Kjell Salters)

El SERMAS, condenado a indemnizar a una mujer por la demora en el diagnóstico de una perforación intestinal

martes 07 de febrero de 2017, 11:26h
La Sección Décima del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) a indemnizar con 50.000 euros a una paciente a la que no se diagnosticó durante 24 horas una perforación intestinal tras sufrir una perforación uterina en el transcurso de una intervención de un mioma.

La afectada interpuso un recurso contencioso administrativo contra la desestimación, por silencio administrativo de la Comunidad de Madrid, de la reclamación de responsabilidad patrimonial formulada el 28 de noviembre de 2012 para la indemnización de los daños y perjuicios que había padecido a consecuencia de la "deficiente asistencia" dispensada por los servicios sanitarios del Hospital Universitario Infanta Leonor.

Según ha informado la Asociación del Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos han tramitado la sentencia, se trata de una paciente, de 53 años en el momento de los hechos, que acudió el 1 de junio de 2012 a este hospital, situado en Vallecas, para ser intervenida, de forma programada, de la extirpación de un mioma que se encontraba alojado en el útero, mediante la realización de una histeroscopia.

En el postoperatorio inmediato y, encontrándose en observación por abundante sangrado, los facultativos decidieron realizarle una laparoscopia encontrando dos perforaciones uterinas, por lo que tuvo que ser intervenida nuevamente y remitida al Servicio de Reanimación, donde comenzó con fuertes dolores abdominales.

Un día después, los sanitarios decidieron, ante la situación expuesta, realizarle un TAC, que evidenció perforación intestinal con peritonitis purulenta, shock séptico, fallo respiratorio y circulatorio, íleo paralítico y derrame pleural, lo que llevó a la paciente "casi a su fallecimiento", exponen.

La Sala da el máximo valor probatorio al informe pericial judicial, que concluyó que las dos primeras cirugías no cumplieron con el protocolo, en tanto en cuanto, la perforación uterina consta en el consentimiento informado, si bien no figura la perforación intestinal".

Igualmente considera que "se tardaron cinco horas y sin información para averiguar que había existido una perforación uterina, al no realizar un TAC que hubiera facilitado el diagnóstico, y no solo hubieran visualizado dicha perforación sino también la intestinal, tardando 24 horas en visualizar esta última". En la misma dirección, entiende que con la realización del TAC se hubiera llevado a cabo una cirugía abierta y no una laparoscopia durante la segunda intervención, evitando así la peritonitis y todo el cuadro que se produjo a consecuencia de la misma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.