www.madridiario.es
Centro Cultural Nicolás Salmerón
Ampliar
Centro Cultural Nicolás Salmerón (Foto: Juan Luis Jaén)

Manuel Alonso Zapata dará nombre al restaurado salón de actos del centro Nicolás Salmerón

miércoles 18 de enero de 2017, 13:04h
El centro cultural Nicolás Salmerón estrena este jueves la reforma de su salón de actos. La Junta Municipal de Chamartín ha elegido el nombre de José Alonso Zapata, director del colegio que durante la II República dio origen al edificio.

La Junta de Chamartín ha rehabilitado el salón de actos del centro cultural Nicolás Salmerón, con una inveresión de 227.000 euros. La reforma exterior se ha centrado en la cubierta del techo y el sistema de ventilación. El interior del salón, con 290 asientos, se ha remodelado al completo, ya que estaba obsoleto. El salón ha quedado preparado para ser un teatro al mismo tiempo, con estructura, maquinaria, vestido escénico, iluminación LED monitorizada, adaptación acústica, etcétera. En las obras, se han seguido criterios de eficiencia energética.

La inaguración tendrá lugar este jueves a las 19.00 horas en el centro cultural Nicolás Salmerón, situado en la calle Mantuano, 51. La próxima semana comenzará la nueva programación del salón de actos.

El salón de actos recibirá el nombre de Manuel Alonso Zapata, que fue director del centro, construido durante la II República. Después, pasó a ser escuela de mandos de la Falange; y, con la democracia, se covirtió en un centro cultural y un colegio. Este último cerró hace unos años.

Este maestro innovador en su época formó parte del Grupo Escolar Cervantes, donde Ángel Llorca introdujo los métodos de la Institución Libre de Enseñanza en la escuela pública. Además, viajó para conocer otros sistemas educativos gracias a la Junta de Ampliación de Estudios. Tras pasar por varios centros, acabó siendo el director del colegio Nicolás Salmerón en 1933. También fue el fundador de la Federación de Enseñanza de UGT y diputado socialista en 1933, aunque nunca dejó la docencia. "Es un maestro emblemático", explica José Luis Gordo, presidente de la Fundación Ángel Llorca. Su vida acabó poco después de empezar la Guerra Civil. Fue fusilado en la tapia del cementerio de Ávila, donde fue a veranear con su familia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.