www.madridiario.es

Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad: diez años, mucho por hacer

martes 13 de diciembre de 2016, 12:20h

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad fue aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006 en su sede de Nueva York, y entró en vigor el 3 de mayo de 2008 tras alcanzar la ratificación de 20 países.

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad reconoce la no discriminación y la autonomía de los derechos humanos de las personas con diversidad funcional. Es decir, hace una relectura de estos derechos para que sean garantizados a las personas con diversidad funcional. Está escrita en clave de realidad, y como ningún otro tratado internacional, se orienta a los derechos fundamentales de las personas con diversidad funcional.

En España, la Convención entró en vigor también el 3 de mayo de 2008. Respecto a su aplicación en nuestro país, hay dos mandatos esenciales: tras su publicación forma parte de nuestro ordenamiento jurídico y, esencialmente, se convierte en referente de interpretación de los derechos fundamentales de las personas con diversidad funcional. Nos encontramos, por tanto, ante un tratado internacional aplicable en todos los niveles, estatal, autonómico y local. La Convención obliga a España, como estado parte, a dar cumplimiento a los mandatos de este tratado.

Desde Ciudadanos creemos que, después de 10 años, es prioritario impulsar el desarrollo de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, sobre todo, porque tras su firma forma parte de nuestro ordenamiento jurídico, y, se convierte en el referente de interpretación de los derechos fundamentales de las personas con diversidad funcional. Por tanto, ante un tratado internacional directamente invocable y aplicable, consideramos prioritario trabajar para dar el máximo grado de protección a los derechos sociales, económicos y culturales de las personas con diversidad funcional.

Impulsar, promover, proteger y asegurar en condiciones de igualdad los derechos fundamentales de las personas con diversidad funcional, es el objetivo todavía pendiente, de la Convención. Desde Ciudadanos trabajamos para priorizar las políticas integrales de la discapacidad para que, las personas con diversidad funcional, estén totalmente incluidas en la sociedad: la igualdad y no discriminación, las mujeres con diversidad funcional, la infancia con diversidad funcional, la accesibilidad universal, el acceso a la justicia, la violencia y el abuso hacia personas con diversidad funcional, el derecho a la vida independiente, la libertad de expresión y el acceso a la información, el respeto a la privacidad, la educación inclusiva, la atención socio-sanitaria, el empleo, la participación en la vida política y la participación en la vida cultural y en las actividades de ocio y deporte.

Tras diez años, la primera prioridad de Ciudadanos es abrir un diálogo directo con la sociedad civil, especialmente con las organizaciones del tercer sector enfocadas a las personas con diversidad funcional, con el objetivo de que el cumplimiento de la Convención sea una realidad. Garantizar el derecho de sufragio de las personas con diversidad funcional, la educación inclusiva, la vida independiente, la atención socio-sanitaria, el deporte, ocio y la cultura inclusivas, la accesibilidad universal, la inclusión laboral y el emprendimiento social de las personas con diversidad funcional, son exigencias ineludibles de la Convención.

Tomás Marcos, diputado de la Asamblea de Madrid, portavoz de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad. Grupo parlamentario de Ciudadanos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.