www.madridiario.es

Centro, distrito hostil al vehículo privado

Por Ángel del Río
lunes 10 de octubre de 2016, 09:32h

El coche es un mecanismo perverso creado por la derecha para envenenar el aire en las grandes ciudades. Menos mal que viene la izquierda radical a salvarnos de la asfixia, combatiendo hasta la extinción a ese vehículo privado, pernicioso para nuestras vidas, porque cuando no nos envenena al aire, morimos a bordo de él. Y la mejor manera de luchar contra el mal, es aislarlo.

La pasada temporada, el gobierno de Manuela Carmena, ya ensayó los primeros ataques contra el coche en territorio urbano. Cuando los índices de contaminación atmosférica se elevaron por encima de lo permisible, por culpa de la inversión térmica, de la falta de viento y lluvia, el Ayuntamiento estableció restricciones al uso del vehículo privado, sobre todo a lo que a limitación de velocidad se refiere. No anduvieron restringiendo el encendido de calefacciones, ni procurando la mejora e incremento del transporte público, ni reordenando el horario de carga y descarga, llevándolo a la noche para reducir el tráfico industrial, simplemente optaron por lo más fácil: dar la batalla al coche.

Y ahora van y nos anuncian la madre de todas las batallas contra el vehículo privado. A partir de 2018 pondrán el cartel de: “distrito Centro, libre de coches” o: “Centro, distrito hostil al coche particular”. Cierre absoluto, salvo para los vehículos de residentes, transporte público y de servicios. Pero en su afán de procurarnos un aire más respirable, pueden asfixiar al comercio, especialmente a la hostelería. ¿Han pensado en ello? ¿Lo han valorado?

Cerrar al tráfico privado todo el corazón de la ciudad es una medida extrema de incalculables consecuencias.


Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios