www.madridiario.es

De okupa a inquilino

lunes 19 de septiembre de 2016, 10:00h

Un toque mágico del gobierno de Manuela Carmena, convierte al okupa, en inquilino legal, con todas las bendiciones administrativas. Hasta ahora, si alguien quería acceder al alquiler de una de las viviendas públicas de la EMSV, tenía sólo un camino: solicitarla a través de los cauces reglados y aguardar en lista de espera, hasta que le llegara el turno de la adjudicación. Pero miren por dónde, resulta que existe una segunda vía: pegar la patada a la puerta de una de esas viviendas vacías; hacerse fuerte en ella, y resistir durante un año a cualquier intento de desalojo que pudiera sufrir. Si lo consigue, el Ayuntamiento procederá a su reconocimiento como adjudicatario y a otorgarle la condición legal de inquilino.

El gobierno de Ahora Madrid, con la colaboración necesaria del grupo socialista, ha establecido un peligroso precedente, por el cual se beneficia a quien infringe la ley, frente a quien sigue los cauces establecidos para ser adjudicatario-inquilino. Volvemos a una situación ya vieja en el tiempo, cuando en la década de los años setenta se puso de moda el fenómeno de la “patada a la puerta” de pisos de promoción pública, promovidos por el Instituto Nacional de la Vivienda, que por distintas circunstancias no estaban ocupados por sus adjudicatarios, el Ministerio terminó adjudicándolos, en muchos casos. a los que los habían ocupado por la fuerza. Fue una decisión desafortunada, y de aquellos lodos llegaron después otros barros. Ahora se vuelve a cometer un error parecido en la administración municipal, con el agravante de que una alcaldesa, que primero fue juez, concede ahora carta de naturaleza legal a los okupas de viviendas públicas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.