www.madridiario.es

Tras las terribles tormentas y las inundaciones de esta semana

Tim Finchen: 'Cancelar The Greenbrier Classic es, sin duda, la acción más prudente'

Tim Finchen: "Cancelar The Greenbrier Classic es, sin duda, la acción más prudente"

El presidente estadounidense Barak Obama ha declarado desastre el estado de West Virginia, donde han tenido lugar las peores inundaciones en más de un siglo que han dejado al menos 24 muertos y que entre otras cosas han obligado a suspender el Greenbrier Classic, torneo de la PGA que se iba a jugar en dos semanas y en el que iba a participar Jon Rahm.

Obama ordenó asistencia federal para tres de los condados más afectados después de recibir una solicitud del gobernador de West Virginia, Earl Ray Tomblin. Los residentes de los tres condados recibirán unas subvenciones para una vivienda temporal y poder reparar los desperfectos provocados por las inundaciones.

Más de 30.000 negocios y hogares están sin suministro de electricidad.Las fuertes lluvias que tuvieron lugar el jueves hicieron que los ríos y arroyos se volviesen torrentes, haciendo que se cortara el paso a varias ciudades.

Las inundaciones que ha habido esta vez son las peores en más de un siglo en algunas áreas, cientos de personas han tenido que ser rescatadas debido a la gravedad del desastre. El presidente Obama ha ordenado asistencia federal para complementar todos los esfuerzos que se están haciendo de recuperación estatal y local en la zona afectada por las inundaciones, fuertes tormentas, avalanchas y deslizamientos de tierra.

Según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos West Virginia habría recibido una cuarta parte de su precipitación anual en tan sólo un día.

Las lluvias fueron tan fuertes en algunas partes del estado que hicieron que ríos y arroyos se desbordasen. Debido a esto más de 100 viviendas han sido destruidas, algunas de ellas fueron arrancadas de sus cimientos y arrastradas por la fuerza del agua.

En esta situación el deporte es lo de menos pero la realidad es que desde la PGA no tuvieron dudas al respecto a la hora de suspender el evento de dentro de dos semanas. Tim Finchen, comisionado de la PGA aseguró en un comunicado que, “Estamos desconsolados por la devastación a la que han tenido que hacer frente los vecinos de Virginia Occidental. Estamos intentando asimilar la tragedia por las vidas perdidas en las terribles inundaciones. Cancelar The Greenbrier Classic es, sin duda, la acción más prudente, pues nuestra principal preocupación es en estos momentos debe ser el bienestar de aquellos que están viviendo en primera persona los desastres de la climatología. Nuestros pensamientos y oraciones están con ellos”.