www.madridiario.es

Historia de la inversión en oro

Por MDO
viernes 15 de abril de 2016, 11:24h

El oro siempre ha sido un metal precioso de gran valor en nuestra sociedad. Tiene gran resistencia contra la corrosión, su pureza se evalúa fácilmente, su densidad es única, es fácil de dividir en unidades más pequeñas, no se devalúa como otras monedas y es de gran utilidad para transacciones comerciales internacionales. El precio del oro es mayor al de los demás metales preciosos: platino, paladio y plata, pero su comercialización y valor no ha sido siempre el mismo a lo largo de la historia.

Antigüedad
Ya en Mesopotamia, alrededor del año 2500 a.C., los metales preciosos se usaban como dinero, pero no como monedas, sino como lingotes que se valoraban por su peso. Dicha civilización comenzó a desarrollar el primer sistema económico parecido al que tenemos hoy en día con normas sobre deudas, contratos legales, leyes para regular las prácticas comerciales y la propiedad privada.

Alrededor del año 600 a. C. nacieron las monedas en varios lugares del planeta de manera independiente: China e India. El metal precioso se dividió en pequeñas porciones y se marcó con una señal de identificación, creando así una moneda que servía como dinero. Luego eso se importó rápidamente a occidente y se conserva hasta la actualidad.

Gold Standard
El patrón oro tuvo su origen en el uso de las monedas de oro como dinero que ya se daba en la antigüedad, pero se institucionalizó legalmente en 1819 cuando el Parlamento británico aprobó la Resumption Act para cambiar el papel moneda por oro a un precio fijo. Con esta ley se dio el primer paso hacia un verdadero patrón oro y simultáneamente se abolían las restricciones en Gran Bretaña sobre la exportación de oro.

Décadas después, Alemania, Japón y otros países también adoptaron el patrón oro. Estados Unidos se unió al patrón oro en 1879 y en 1900 se instauró el vínculo entre el dólar y el oro. Durante la Primera Guerra Mundial, los países en disputa mantuvieron el patrón oro, aunque a duras penas. La crisis del 29 y la salida de Inglaterra en 1931 hirieron de muerte al sistema durante algunos años.

Bretton Woods
Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, los acuerdos de Bretton Woods volvieron a instaurar el patrón oro. Estados Unidos decidió establecer un precio fijo en dólares por onza de oro, por lo que todos los países que vincularon su moneda al dólar, vincularon su divisa al precio fijo del oro. El fin del sistema se dio por la decisión de Francia de abandonarlo y por los problemas económicos que trajo la guerra de Vietnam.

Tiempos modernos
Actualmente se comercia con todo tipo de divisas y no solo con el oro, pero en momentos de crisis queda evidenciado que este metal precioso sigue siendo un valor seguro que mucha gente compra como inversión cuando hay inestabilidad y poca confianza en las economías de otras naciones. Los bancos centrales de todos los países tienen reservas en oro y muchos países como China buscan incrementarlas no solo comprando oro, sino también produciéndolo en su propio país.

Si bien el papel del oro ha ido cambiando a lo largo de la historia, nunca ha dejado de tener una gran influencia en la economía global y un valor incalculable como activo en el cual se puede invertir sin riesgos y con la confianza de que no se devaluará como lo haría una moneda cualquiera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios