www.madridiario.es
Ignacio González comparece en la comisión de investigación de la corrupción en la Asamblea de Madrid.
Ampliar
Ignacio González comparece en la comisión de investigación de la corrupción en la Asamblea de Madrid. (Foto: Kike Rincón)

El director de Método 3 acusa a González de presionarle usando a un juez

viernes 18 de marzo de 2016, 14:38h
El director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, ha acusado este viernes al expresidente regional, Ignacio González, de presionarle "de toda las formas posibles", incluso utilizando el Juzgado de Instrucción número 47 por negarse a investigar a una "lista de enemigos" del PP que le facilitó como posibles autores de un informe contra su persona.

Dicho informe, que publicó el diario 'Público' en su momento, era una investigación que abarcaba su partrimonio y desde el "núcleo familiar hasta las principales relaciones profesionales y de amistad establecidas por el vicepresidente" entonces.

"González me reunió para pedir exactamente determinar a la persona que encargó el informe y dio una lista de personas de su partido. Yo sobreentiendo que si hubiese encontrado a esa persona me hubieran pedido realizar trapos sucios, pero nadie me lo pidió porque yo me negué", ha apuntado.

Según ha declarado este mediodía en la nueva sesión sobre el 'caso de los espionajes' en el PP de Madrid de la comisión de investigación sobre corrupción política que celebra la Asamblea de Madrid, Marco ha sido muy duro contra Ignacio González. "Me enviaba intermediarios para ofrecerme contratos con Caja Madrid, intentando imputar a policías y periodistas y presionándome de todas las maneras posible", ha indicado. "Me envió intermediarios a decir que dejaban de trabajar conmigo por orden del señor González, me mandó la Policía a mi despacho con la excusa de realizar una inspección rutinaria y llevarse mi libro de registros, a lo que me negué. González me presionar, hasta donde pudo", ha añadido

El director de Método 3 también ha asegurado que utilizó el juzgado de Instrucción número 47, cuyo titular es Adolfo Carretero, hermano de Agustín Carretero, exdirector de Justicia regional y exgerente de la Academia de la Policía Local de la Comunidad de Madrid. "No conozco a nadie que haya utilizado tan torticeramente un juzgado, al que le he dicho verdaderas barbaridades en este libro y no me ha demandado. Es Hitler en pequeño", ha apostillado.

Preguntado por el asunto del ático de Estepona del expresidente, el empresario ha señalado que no conoce si se ha comprado con alguna comisión. "Pero sí sé que él utilizó al Juzgado de Instrucción 47 durante cuatro años como una causa general contra cualquier persona que decía algo malo de él. Y entonces ha metido a policías, periodistas, detectives... A todo el mundo que decía algo de él iba a ese Juzgado", ha añadido. En esa línea, ha manifestado que Ignacio González "en este país y en esta Comunidad tenía un poder omnímodo y se creía que las instituciones estaban a sus propio servicio".

"No es mi opinión: un juzgado, la Policía Local de Madrid, la Policía Judicial de Madrid, los empresarios, ahora voy a investigar a periodistas.... Yo me defiendo con abogados pero él se defiende con un abogado que pago yo también, con amigos jueces que pago yo también su sueldo, con policía, etcétera", ha relatado.

El libro

El director de Método 3 ha negado en todo momento que González o que la Comunidad de Madrid le haya contratado en alguna ocasión, salvo el caso de la investigación a tres trabajadores del Canal de Isabel II por irregularidades. Sin embargo, el portavoz de C's en la comisión, César Zafra, le ha recordado que en su libro 'El Método' asegura en su página 163 "que cuando González le contrató lo hizo para investigar la corrupción interna del partido pero los informes no salieron a su gusto porque exonerábamos a algunos políticos de corruptelas de beneficio propio".

Francisco Marco ha justificado que se trata de un "informe inicial de planteamiento de trabajo" sobre el famoso origen de 69 páginas, "estableciendo una seria de nombres", del que no cobró. Pero al afearle el diputado que un informe preliminar no puede llegar a la conclusión de exoneramiento, ha respondido que lo que dijo en el libro "estará mal expresado". "No me diga eso, que me he gastado 20 euros en su libro para que me diga que está mal expresado", ha respondido Zafra, entre las caras de sorpresa de los parlamentarios.

En otro momento de la intervención, el portavoz de Podemos en la comisión, Miguel Ongil, ha recordado que en su libro aparece que Ignacio González le contrató en "multitud de ocasiones a través de un empresario". "Multitud de ocasiones son tres. Más de dos son multitud. Son tres investigaciones, hay tres facturas", replicó el director de la agencia de detectives, en relación a las investigaciones laborales a tres trabajadores del Canal.

Marco también ha sido inquirido sobre su relación con uno de los principales imputados de la trama Púnica, David Marjaliza. Así, confirma que este empresario amigo de Granados le contrató para realizar un tipo de investigación en 2005 pero que "no tenía nada que ver" con cuestiones políticas. Además, ha subrayado que "no se puede vincular" a su empresa para investigar a Ignacio González en Colombia.

En conclusión, el director de Método 3 ha asegurado que "no ha trabajado para ningún partido político ni para ningún político" de la Comunidad de Madrid, incluido Ignacio González. No obstante, añadió que el expresidente regional le llamó "mafia parapolicial de la prensa" y usó medios públicos para ir contra él, "incluso a Enrique Barón", exdirector de Seguridad de la Comunidad de Madrid.

El exasesor de Granados

Por su parte, el exasesor de Seguridad de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la época de Francisco Granados Marcos Peña ha afirmado que el 'casosde los espionajes' fue "un montaje realizado desde dentro con la colaboración muy seria" para "encubrir el espionaje real que sí existió".

"El que lo monta le mandó cuatro datos de filiación de cuatro personas: yo y los tres guardias civiles. También le mandan unos famosos partes, que es la agenda pública de los que intentaban vigilar o seguir: Prada, Cobo, etcétera, que no tienen ningún contenido. Estos partes son la copia de la agenda pública de Prada y Cobo y se utilizan para decir que había una vigilancia. Y hay una letra manuscrita pero cometieron un error porque había una letra manuscrita. Entonces les dieron hasta el nombre del perito para que determinarán que era la letra de Pinto", ha relatado.

Peña ha señalado que lo que le hicieron al técnico de Seguridad regional José Manuel Pinto fue "una barbaridad de gran calibre" teniendo en cuenta que, según ha apuntado, era una persona que no podía hacerlo debido a su cargo. "Lo hicieron además con desprecio. Es increíble que alguien se atreva a decir que Pinto sea cuando no tiene funciones", ha dicho. El exasesor ha indicado que cuando él se negó a participar en las "irregularidades" que le propusieran, intentaron "eliminar" a él y a los guardias civiles que, según comentaron en la anterior sesión, también se negaron a espiar. "Estos me van a joder el negocio, pensaron", ha apostillado.

"Insidias"

Ciudadanos (C's) y Podemos han visto este viernes que existió una relación contractual entre la empresa de detectives Método 3 y el expresidente regional Ignacio González tras la comparecencia del director de esta empresa, Francisco Marco, en la nueva sesión del 'caso de los espías' que ha abordado este viernes la comisión de investigación sobre corrupción política de la Asamblea de Madrid.

El portavoz de C's en la comisión, César Zafra, ha destacado que "está todo más oscuro" porque comparecencia tras comparecencia "deja bastante claro que González presionó no sólo a los guardias civiles para que hiciesen seguimientos a otros cargos políticos de la Comunidad, sino que intentó contratar a Método 3 para que lo hiciese".

Por su parte, el portavoz de Podemos, Miguel Ongil, que se ha quejado que de la Asamblea no haya localizado todavía a Yolanda Laviana y a los policías exasesores de Seguridad para comparecer en la comisión como estaba previsto en un principio, ha criticado tras las declaraciones de este viernes que "nadie supiera las verdaderas ocupaciones" de los asesores de la Consejería de Presidencia e Interior de la época de Francisco Granados.

"Marcos Peña ha dicho que fue un montaje organizado desde dentro para descubrir los verdaderos casos de espionaje. El director de Método 3 nos ha confirmado que le habían contratado desde el Canal y desde diferentes empresarios porque se estaban pidiendo comisiones por la venta del Canal en Iberoamérica, un hilo que nadie ha terminado de investigar. Todo nos hace pensar que el caso de los espías son pequeños fragmentos de un caso más grande en el que por medios públicos y detectives contratados por empresarios los cargos del PP se estaban extorsionando con información que conseguían unos de otros, con vistas a ganar cuotas de poder", ha relatado.

La portavoz del PSOE en la comisión, Encarnación Moya, se ha ratificado tras las declaraciones de hoy en sus "sospechas" de que en el PP de Madrid "se espiaban los unos a los otros, y los otros a los unos, y que los dosieres corrían por la calle Génova y la Comunidad por una facilidad asombrosa". "Cada vez se demuestra que Aguirre conocía todo lo que pasaba y los hilos que se movían en la comunidad de Madrid", ha añadido.

Por último, el portavoz del PP Alfonso Serrano ha tildado de "lamentable" lo ocurrido en la sesión de la comisión porque, a su juicio, dos de ellos ya declararon en la comisión de 2009 en la Asamblea y "no han aportado nada nuevo al respecto de la participación de estas personas en este tema". Y, sobre el otro compareciente, en alusión al director de Método 3, ha señalado que "que nada ha tenido que ver con este tema, como él mismo ha reflejado, y que ha servicio como excusa para seguir ese camino de insidias y de medias verdades para que de alguna manera que las teorías que algunos tienen en la cabeza en los siguientes días".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.