www.madridiario.es
El uso de los comparadores de precios online se dispara ante la variedad de ofertas
Ampliar
(Foto: internetmasmovil.com)

El uso de los comparadores de precios online se dispara ante la variedad de ofertas

Por MDO
jueves 04 de agosto de 2022, 17:15h

La información sobre los precios está disponible para los consumidores en casi cualquier momento del día. Se encuentra en línea, en la tienda o contactando con los vendedores para conseguir lo que quieren en un abrir y cerrar de ojos.

Más del 60% de los consumidores hacen una búsqueda rápida en Google para saber si pueden encontrar un mejor precio para los productos y servicios que les interesan adquirir, de manera que optimicen su gasto.

Sin embargo, aquí se presenta otro problema para el consumidor: la inconmensurable oferta.

El aumento de la oferta en todos los sectores

Hasta cierto punto, la oferta es una gran ventaja para los consumidores porque tienen más opciones para elegir productos y servicios, pero se convierte en un problema cuando hay demasiada. Se vuelve difícil encontrar un producto entre una oferta tan grande, en especial si tienen prestaciones similares y costes dispares.

No es una novedad que un producto o un servicio sea ofrecido por marcas diferentes, con prestaciones similares y hasta iguales. La mayor diferencia en estos casos suelen ser la cara detrás de ese producto o servicio y el precio. En algunos casos, los precios pueden ser muy diferentes.

Si a esto se le suman las publicidades que no son tan transparentes, entendemos que uno de los factores más influyentes en la compra es el precio. Incluso así, se complica si vemos que los coste varían bastante en cada página si no se compra directamente en la tienda.

En este contexto, lo normal es utilizar comparadores de precios.

La utilidad de los comparadores

La oferta ha ido en incremento en todos los sectores, por lo que es inviable buscar precios y compararlos en cada una de las compras, a pesar de ser prácticamente una necesidad en el contexto en el que vivimos. Después de hablar con el equipo del comparador de telefonía internetmasmovil.com, nos confirmaron que se han multiplicado las consultas con sus asesores en los últimos meses.

Los comparadores son casi necesarios ante la oferta abrumadora, en especial si tenemos en cuenta que la diferencia principal muchas veces es el precio. Y este último punto se ha vuelto aún más relevante que la lealtad a las marcas por la situación en la que estamos viviendo en estos momentos.

Usar un comparador facilita encontrar ese producto o servicio que estamos buscando a un coste menor, sin importar tanto su procedencia o marca. Es la manera más sencilla que han encontrado varios grupos para pagar menos por lo mismo.

El impacto de la inflación en la vida cotidiana: el aumento de precios

La inflación tiene consecuencias concretas para la ciudadanía, de las cuales son imposibles de escapar en algunos casos. La más evidente es la pérdida del poder adquisitivo porque los costes aumentan y los salarios no, lo que implica acceder a menos bienes y servicios. Y esto es aún más grave cuando los bienes imprescindibles como los alimentos no están exentos.

Si la subida del IPC es alta, lo es mucho más la de los costes industriales, los cuales se han visto afectados por una inflación interanual del 35,9%. Esta vez, los recursos energéticos son los mayores responsables, lo que dejaría el aumento en “solo” el 11% si los excluyéramos.

La razón de que no se traslade por completo la inflación al IPC es que las empresas absorben parte de los gastos al reducir los márgenes de ganancia. A mediano y largo plazo, implica que ven reducida su capacidad de inversión y de contratar nuevos empleados o de subir los salarios en el futuro.

Finalmente, el consumo disminuye. Es evidente como respuesta ante el incremento de los gastos, especialmente si se trata de excluir productos no esenciales. A pesar de que sea una medida para lidiar con la inflación a nivel familiar, lo cierto es que presenta un freno para la recuperación de la economía.

¿Las comparaciones son una amenaza para las ventas?

El mercado es sumamente competitivo en la mayoría de sectores a día de hoy. La imagen de la marca, las prestaciones y sobre todos los precios son de los factores que tienen que controlar las empresas para no quedar excluidos. Y esto tiene sentido si vemos la inmensa oferta que hay.

Hay que entender las preferencias de los compradores para llegar a una conclusión. En primer lugar, la gran mayoría prefiere comprar a un tercero si con ello paga menos. Un ejemplo de esto son las compras a través de páginas como eBay y Amazon.

La lealtad por una marca sigue siendo influyente, aunque aproximadamente la mitad de los compradores podría elegir otra si con ello consiguen lo mismo a un precio más bajo. Lo bueno es que las marcas tienen otras estrategias para llamar la atención de su público objetivo, incluso si sus precios son más altos.

Los comparadores de precios no amenazan las ventas de las marcas que tienen precios más altos. Sin embargo, sigue siendo la parte más importante de la experiencia de comprar para la mayoría. Lo bueno es que los comparadores de precios sirven para mejorar esta experiencia, a la vez que las marcas tienen un margen de maniobra para captar a su público.