www.madridiario.es

Un nuevo modelo de turismo en la Comunidad de Madrid

viernes 22 de mayo de 2020, 10:10h

Ante una de las mayores crisis de nuestra historia reciente, el COVID-19 ¿cuál ha sido la respuesta del gobierno de la Comunidad de Madrid? La respuesta es simple, un discurso vacío de soluciones y cargado de crispación e individualismo fomentando la insolidaridad y despreciando todas las medidas del Gobierno central. Este discurso que ha repetido con especial virulencia la presidenta Isabel Díaz Ayuso, pretendía centrarse únicamente en la cuestión económica, olvidando que, si no hay vidas, no hay economía que salvar. Tal y cómo decía el Vicepresidente Pablo Iglesias: Habrá recuperación económica en la medida que seamos capaces de poner límite a la emergencia sanitaria”.

Desde Podemos somos conscientes que más allá de frivolidades, en esta fase de desescalada también cobra especial importancia uno de sectores más importantes de nuestro país y que acusará especialmente esta crisis por su carácter de no esencial: el sector turístico. La situación es difícil, porque precisamente este sector se asienta sobre la base de la seguridad y la confianza, dos de las cuestiones más atacadas por esta crisis a nivel mundial, ya que la limitación del movimiento de personas impide que vengan turistas, y hasta que no haya una vacuna, el sector no podrá estabilizarse.

Pero, una crisis también puede ser una oportunidad, el Covid-19 supondrá un antes y un después para la actividad turística puesto que da la posibilidad de romper con el modelo neoliberal con una nueva forma de hacer turismo, un turismo responsable con el medio ambiente, que favorezca la estabilidad y deje atrás la precariedad. Es necesario plantear un nuevo modelo con prácticas ecológicas que trabaje para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que ponga en valor a los autónomos y las pequeñas empresas, el turismo de cercanía y no masificado. Son precisamente los pequeños negocios turísticos y de hostelería los que les dan color a nuestros barrios y ciudades y los que presentan al viajero una realidad mucho más cercana, como parte del valor de nuestra cultura.

Nuestra región, la Comunidad de Madrid, es una de las regiones que más turistas nacionales e internacionales atrae y que más aporta al PIB nacional, sin embargo está a la cola en la inversión de las principales comunidades autónomas turísticas. Siguiendo los dogmas neoliberales tras la crisis de 2008 la dinámica turística se ha basado en el ladrillo, la precarización laboral y la concentración de empresas y actividades low cost, que aportan ofertas que no ofrecen la realidad cultural de la región ni del país, un turismo muy concentrado dentro de la M30, pero que deja de lado otras ofertas interesantísimas regionales, en San Lorenzo del escorial, Alcalá, Aranjuez, Navalcarnero etc.

Para poder racionalizar y redistribuir mejor ese turismo por la región necesitamos inversiones en un transporte público deficiente y que mantiene amplias zonas muy mal comunicadas. Debemos conectar con ese tejido de la hostelería y la restauración, que hacen barrio que hacen ciudad, que pagan sus impuestos en España y que son parte de nuestra comunidad. Gracias a ello, ahora vemos como este sector sufre tanto la crisis, y de forma tan desigual. No hay que irse muy lejos para ver la evidencia, solo basta con mirar a Sarasola (presidente de la compañía hotelera Room Mate”, pierde dinero desde hace una década y sobrevive solo gracias al respaldo de ROSP Corunna, la empresa de participaciones empresariales de Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega y heredera de la fortuna de su madre, Rosalía Mera) cerrando contratos millonarios con Ayuso mientras las camareras de piso, los guías turísticos, camareros y camareras, en definitiva, los y las trabajadores del sector están en su casa con el ingreso mínimo garantizado por el gobierno central.

La precariedad y la desregulación turística han sido la seña de identidad de los gobiernos del Partido Popular que hacen competencia desleal a quienes pagan sus impuestos en nuestro país, casos como los guías o los pisos turísticos ilegales, son algunos ejemplos que en nombre de la libertad de mercado, han bajado la calidad y precarizado el sector. Por eso desde Podemos Comunidad de Madrid, frente al modelo del Partido Popular, vamos a centrarnos en lo importante y vamos a plantear la recuperación de una industria turística que vuelva a latir no solamente con medidas a corto plazo que garanticen su estabilidad, sino con medidas a largo plazo acordes con el Pacto Verde (Green New Deal) de la Unión Europea adaptándonos al cambio climático, poniendo en el centro a las personas y diversificando una oferta con un mayor valor añadido.

En línea con la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo es necesario apostar por una transición donde el desarrollo local, la preservación de la autenticidad sociocultural, la conservación del patrimonio y los valores culturales y tradicionales adquieran especial importancia; donde el transporte público limpio, barato y seguro sean una seña de identidad; donde la investigación, la innovación y la tecnología estén al servicio del sector con garantías de calidad siempre respetando al medio ambiente; donde se fomente el empleo turístico de calidad, y donde establezcamos una Estrategia Turística adaptada al Pacto Verde Europeo a través de prácticas más ecológicas y modelos de negocio más sostenibles.

Es el momento para replantear nuestro futuro, y de aprender que de toda crisis nace una oportunidad. Es el momento de trabajar por un turismo a la altura de la Comunidad de Madrid que queremos, un turismo de calidad que respete nuestro entorno y cuide a nuestra gente.

Carolina Alonso Alonso y Vanessa Millán

Diputada portavoz de Turismo de Unidas Podemos-IU en la Asamblea de Madrid y teniente alcalde y portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid respectivamente

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.