www.madridiario.es
Un total de 5.811 usuarios de residencias madrileñas han muerto en 50 días
Ampliar
(Foto: Google Maps)

Un total de 5.811 usuarios de residencias madrileñas han muerto en 50 días

miércoles 29 de abril de 2020, 08:13h

Un total de 5.811 usuarios de residencias madrileñas han fallecido desde el 8 de marzo hasta este martes por coronavirus o con síntomas compatibles con la enfermedad, sobre un total de 7.256 muertos durante este periodo en estos centros, incluyendo geriátricos, centros para personas con discapacidad y residentes con enfermedad mental.

Así se desprende de los datos recabados por la Consejería de Políticas Sociales, a los que ha tenido acceso Europa Press, remitidos al Ministerio de Sanidad ayer por la noche. Se trata de 123 fallecidos más por Covid-19 y 41 por otras razones respecto al viernes. De esta manera, van cayendo el ritmo decesos por coronavirus (en la otra ocasión fueron 133 más) y el de otros patologías.

En este último informe, con datos actualizados desde el 8 de marzo hasta este martes, el departamento que dirige Alberto Reyero ha informado de 1.130 fallecidos en residencias con Covid-19 confirmados y otros 4.681 con síntomas. Se trata de 76 más confirmados que el viernes, pero siguen sin realizarse todos los test necesarios en estas instalaciones.

Los datos se refieren a todos centros de servicios sociales de carácter residencial autorizados en la Comunidad de Madrid y que prestan atención a los sectores de personas mayores, personas con discapacidad y personas con enfermedad mental. Son 710 centros y 43.156 residentes.

La gran mayoría de todos ellos son geriátricos, compuestos de 475 centros (18 de gestión indirecta, 161 concertados, 271 privados y 25 públicos directos) y los de más mortalidad. De hecho, según dijo el martes pasado Reyero en una comisión telemática de la Asamblea de Madrid, en centros de enfermedad mental y discapacidad han muerto 39 personas en estas semanas de crisis, 29 de ellas de coronavirus.

Residencias de mayores intervenidas

Hasta la fecha, un total de 14 residencias están intervenidas por el Ejecutivo regional y el número de fallecidos con Covid-19 en estos centros alcanza los 634, los mismos que la semana pasada, por lo que según estos datos no habría muerto ningún mayor en cuatro días en estos centros. En este grupo de residencias viven 1.424 ancianos.

Las residencias intervenidas desde principios de abril son DomusVi Espartales, Casaquinta Ciempozuelos, Isabel La Católica-La Ventilla, Fundación Reina Sofía Alzheimer, Sergesa Boadilla, Vitalia Leganés, Monte Hermoso Madrid, Residencia de Usera, Geriatel Rivas, Orpea Santo Domingo, Santísima Virgen y San Celedonio, La Purísima Concepción y Santa Teresa Jornet.

La incorporación de los últimos días es el geriátrico Las Golondrinas de Robledo de Chavela, ya que ha habido muchos contagiados y tienen muy poco personal, han indicado a Europa Press fuentes regionales. El número de trabajadores de estos geriátricos se situaba desde el 24 de marzo hasta la fecha 1.382, nueve trabajadores que hace cuatro días.

De los usuarios de estas 14 residencias, hay 443 sin síntomas y sin contacto con enfermos de coronavirus (121 más que el viernes), 460 están sin síntomas pero en aislamiento preventivo por contacto con enfermos de Covid-19 (76 menos), 61 aislados con síntomas (100 menos) y 460 positivos confirmados, 30 más que el viernes.

Sin visitas a los familiares que se encuentren en residencias

El Gobierno no contempla la visita de familiares a mayores que se encuentren en residencias de ancianos, según consta en el plan de desescalada en cuatro fases facilitado por el Ejecutivo.

Por el contrario, sí prevé, a partir de la fase 2 (que arrancará como muy pronto a finales de mayo) las visitas de un familiar a personas con discapacidad en residencias y viviendas tuteladas pero especifica que se podrán hacer salvo en el caso de las residencias de mayores.

En la fase 3 (no antes del 8 de junio) sí establece una previsión de desescalada y revisión del modelo de residencias de mayores.

En el ámbito de los asuntos sociales, prevé en la fase 0, que empieza el 4 de mayo, completar la incorporación de trabajadores sociales "dada su importancia en la protección de colectivos especialmente vulnerables".

En la fase 1, que arrancaría el 11 de mayo en aquellas provincias donde se cumplan los requisitos del Ejecutivo, se reactivarán progresivamente los servicios sociales, con atención prioritaria a colectivos más desfavorecidos, en función de las recomendaciones sanitarias establecidas.

Entre ellos, y en atención a las personas con discapacidad, las terapias de atención temprana, ocupacionales, de rehabilitación y psicosociales. Además, se llevará a cabo atención domiciliaria y seguimiento continuo a personas mayores que no vivan en residencias.

Medidas de protección de personas vulnerables

Aunque en el plan no especifica medidas de alivio para las personas mayores, sí que habla de el establecimiento de de medidas para la protección específica de todos los grupos vulnerables en el desarrollo de las medidas de alivio a partir de la fase 1, aunque quedan fuera del contacto social en grupos reducidos, que se limita a personas no vulnerables ni con patologías previas.

En la fase 2, se habla de medidas para la protección específica de un número reducido de grupos vulnerables en el desarrollo de las medidas de alivio. Y en la fase 3, de medidas protección específica de grupos vulnerables puntuales en el desarrollo de las medidas de alivio. En la fase 2 y 3 se va ampliando el contacto social para las personas no vulnerables ni con patologías previas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios