www.madridiario.es
    21 de enero de 2022

Falta de medios

El exceso de pacientes en espacios reducidos, el acceso restringido a los baños y la falta de enfermeros en Urgencias ha acabado por agotar la paciencia del personal sanitario del Hospital Gregorio Marañón, que tras un fin de semana de hacinamiento y condiciones "precarias" en el servicio de Urgencia, avisa que si la Gerencia "mira hacia otro lado" y cierra camas a partir del mes de julio, la saturación "ya crítica", podría complicarse "aun más". Por su parte, el Hospital ha negado cualquier tipo de sobreaforo este fin de semana que, según señala, ha tenido "menos actividad".
  • 1