www.madridiario.es

Diario de una pesadilla 25 de mayo

lunes 25 de mayo de 2020, 10:58h

Comenzamos semana y estrenamos Fase. Ahora solo queda que los ciudadanos no metamos la pata. En estos momentos, depende de nosotros el parar la expansión del virus. Distancia y lavado de manos, no me cansaré de repetir, son nuestros únicos escudos.

Hay un infectólogo del hospital Vall d’ Hebron que asegura que la Covid-19 está en su fase final. Benito Almirante que es jefe de Enfermedades Infecciosas de este hospital de Barcelona asegura que el coronavirus está perdiendo fuerza y que es muy probable que en dos o tres semanas sea absolutamente marginal. También asegura que los rebrotes de gran magnitud serán improbables. El doctor compara la evolución del virus con la de otras enfermedades víricas como la gripe. ¡Qué no se equivoque! ¡Nos llena de esperanza!

Hasta que llegue ese momento, sinceramente temo a las reuniones familiares. Una prima quiere celebrar todos los cumpleaños de la pandemia juntos. Eso significa que ni distancia de seguridad ni nada de nada. He dicho que no. Lo hemos hecho bien para ahora meter la pata. Muy grandes tienen que ser las casas para no acabar unos encima de otros. Ahí veo cierto peligro.

Los amigos de mis hijas están buscando turno para quedar y volver a verse en una terraza de un bar. Les han dado hora y día para julio. ¡Todos los jóvenes han tenido la misma idea! Un mes esperando turno para tomarse una caña. Los bares y restaurantes están haciendo muy bien ese camino hacia la nueva normalidad.

Y el Boe nos da pistas de cuándo podremos viajar a otras provincias. Más que nada por planificar unos días de descanso y olvidarnos del virus. El Boe especifica que se podrá viajar cuando los territorios superen todas las fases para que queden exentas las restricciones del Estado de Alarma. Me temo que julio, como ya anunció el presidente, será la fecha.

Mientras tanto, nos quedarán las piscinas con aforo restringido y la observación de la Naturaleza. Esta semana, la última del mes de mayo, nos permitirá ver seis cometas. El Swan ha sido el primero. Y en el mes de junio que está llamando a nuestra puerta, tendremos dos eclipses lunares. El primero, el viernes 5 de junio y sábado 6. Este primero bajo el nombre de “Strawberry Moon”, “Luna de fresa”. El eclipse penumbral será tan sútil que apenas nos daremos cuenta. La Luna pasará a través de la pálida periferia de la sombra de la tierra. El segundo eclipse será anular y tendrá lugar el 21 de junio. La luna estará en su órbita más alejada de la Tierra. Coge el nombre de “Apogeo lunar”. También ha sido bautizada como “Micromoon” si está en su fase de luna llena. Por ser pequeña la luna, tan lejana de nuestro planeta, no podrá cubrir toda la cara del sol y podremos observar un anillo brillante de luz. Este eclipse es de los que merecerá la pena observar. Será como si la luna tuviera una corona de fuego. Como veis en el cielo hay un festival de fenómenos que nos ayudarán a esta descompresión hacia la normalidad. Soñar con la luna nos quitará de nuestra máxima pesadilla. ¡Qué ganas de que pase ya a ser historia!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios