www.madridiario.es

Diario de una pesadilla (29 bis)

jueves 23 de abril de 2020, 13:51h

¡Feliz día del libro! ” Y dice Don Alonso Quijano, “Don Quijote de la Mancha”: “Sábete Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que os suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables y de aquí se sigue, que habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca”. Lo dice Cervantes y sigue tan actual como hace cuatro siglos.

En este momento, hay cientos de escritores que se han quedado sin poder presentar sus libros por esta crisis sanitaria que se ha llevado por delante nuestra economía y también todos los actos relacionados con el mundo de la Cultura. Hoy en las redes sociales escritores y lectores están mandando libros y rosas a todos sus conocidos. Me llena de alegría pensar que cuando todo esto acabe, tendremos ganas de acudir a las librerías a comprar ejemplares de nuestros autores favoritos. Un libro es una ventana abierta a otras experiencias quede no ser por él, jamás viviríamos. “Un libro, como dice Vargas Llosa, nos hace libres”.

Esta fiesta comenzó a celebrarse en 1926 y…después de casi un siglo, este añoaunque no podamos celebrarlo físicamente, si podremos hacerlo virtualmente. La lectura está demostrando en esta pandemia que nos permite combatir el aislamiento, el miedo…nos ayuda a estimular nuestras mentes y a sacarnos del horror de las cifras que cada día nos dicen que queda camino por recorrer. Los libros nos dan compañía, nos permiten volar más allá de nuestra habitación, vivir incluso otras vidas. Podemos estar confinados en nuestras casas y aislados en nuestros problemas, pero el efecto de la lectura sobre el ser humano es de proporcionarle absoluta libertad. No hay rejas, no hay líneas rojas…todo es posible.

Las editoriales también han encajado gran parte de esta crisis, dejando sus ventas prácticamente a cero y con un futuro incierto. Teniendo en cuenta que no se va a celebrar ninguna de las ferias del libro de toda España previstas para la primavera, periodo donde se vende el mayor número de libros, éste año se da por perdido. Lo que supone un agujero económico, para todos aquellos relacionados con el sector, de enormes dimensiones.

Está claro que 2020 será un año para olvidar en todos los sentidos. También en este relacionado con el libro y con el trabajo de editoriales, librerías y autores.Todo queda en suspenso, ¡hasta las fiestas populares! No habrá San Isidro y tampoco las fiestas de octubre. Las aglomeraciones seguirán siendo nuestros grandes enemigos. Lo ha dicho en rueda de prensa Begoña Villacís, nuestra vicealcaldesa. Pues seguiremos chocando vasos virtualmente y declarándonos amor eterno por Internet. Dios, me voy a coger ahora mismo un libro. Necesito olvidarme de todo. ¡Ánimo, que va para largo!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios