www.madridiario.es

Diario de una pesadilla (10)

martes 31 de marzo de 2020, 13:50h

Sensación agridulce esta mañana al ver nevar en Madrid. Recuerdo otra gran nevada, cuando era pequeña, en el mes de marzo. De hecho tengo una foto con mi hermana con una enorme bola de nieve alzada para la foto como si fuera un trofeo. Hoy la nevada ha sido más liviana. No daba para jugar ni para entretenerse con la nieve. Es más, pienso que es otra preocupación más para las autoridades que están lidiando con el enemigo “invisible”.

Me tranquilizó mucho hablar con Antonio Zapatero, el director del hospital de Ifema. A pesar del lío que supone organizar más de mil ingresos y poner a trabajar a profesionales que vienen de distintos centros de salud de la comunidad, creo que se está haciendo un extraordinario trabajo. Me dijo que “el miedo, nos hace pequeños. ¡Hay que desterrarlo!”. Procuro no hacerme pequeña y pensar que hoy ya es un día menos.

Sí, ya se que los datos de hoy no son buenos. Se ha roto la tendencia a la baja. Recordemos que en Italia pasó igual pero luego han empezado a doblegar al maldito virus. Me inquietó lo que dijo Antonio Zapatero sobre que el octavo día es el peliagudo, el crítico, después de que aparezcan los síntomas. El 8 por tanto, ha dejado de gustarme. Hasta ahora le miraba con respeto: 8 es el número atómico del oxígeno, es el segundo número mágico en física; el ocho también es el símbolo del equilibrio de fuerzas antagónicas…pero hemos aprendido hoy que tiene otro significado. Es el día de nuestro pico si es que somos positivos. Ahora, no pensemos en eso. Todo lo contrario, nuestra meta no es superar el pico, nuestra meta es no contagiarnos. Ese es nuestro objetivo: no salir para nada. Ahí están los mercados y los supermercados reforzando sus plantillas para que podamos hacer la compra por Internet. No hay que salir salvo que seas trabajador esencial. Mi aplauso para todos ellos. Gracias y mil veces gracias.

Y bueno, la otra epidemia, la de los estafadores. Los que llaman a tu casa a desinfectar y lo que quieren es robarnos. A esos la puerta cerrada. Los que te mandan un email pidiéndote ayuda. Casi siempre suplantando a un contacto tuyo. Lo mejor es no contestar. Los amigos si necesitan algo, te llaman por teléfono. Esa es otra estafa. Otros te mandan un email en nombre de la policía y lo que hacen es infectarte de “virus” tus redes. ¡Lo que nos faltaba! Como decía el comisario José Ángel González en su comparecencia de hoy: ¡Cuidado con los “ciberestafadores”! Por lo visto, hay un blog que se llama :”Amor a la vida”. Estos malnacidos te ofrecen productos que curan el “acojonavirus”. No solo es mentira sino que nos podemos poner peor de lo que ya estamos. ¡Lo que nos faltaba! Frente a todos estos nuevos delincuentes, afortunadamente hay otra buena gente que se deja la piel y la salud por curarnos y ser uno más en la estadística de los que han superado la enfermedad. O los policías, guardias civiles, militares que están velando precisamente por nuestra seguridad.

Hoy aplaudiré más que nunca con la precaución de llevar bufanda porque el frío es del mes de enero. ¡Va a tener razón la extriunfita Natalia! ¡Nos estamos volviendo locos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios