www.madridiario.es
Los médicos de cabecera piden 10 minutos

Los médicos de cabecera piden 10 minutos

miércoles 15 de noviembre de 2006, 00:00h
La huelga de médicos de cabecera, ahora llamados de familia, en demanda de más tiempo para atender a sus pacientes y menos personas a las que recibir cada jornada laboral, llegó a todos los ambulatorios de la Comunidad de Madrid. También a los de los pueblos de ocho comunidades autónomas más. La movilización, organizada por la Plataforma 10 Minutos y apoyada por distintas sociedades médicas, llegó a casi todo el territorio nacional, a comunidades gobernadas por el PP y por el PSOE. Entre sus reivindicaciones, el establecimiento de un límite máximo de agenda asistencial de 25 consultas al día, con una media de 10 minutos y un máximo de dos visitas domiciliarias.

Muchos madrileños que el pasado 10 de noviembre acudieron a su Centro de Salud para ir a su médico de cabecera se enteraron de que su facultativo no pasaba consulta cuando ya estaban allí, debido, sin ninguna duda, a que los medios de comunicación, en su gran mayoría, prestaron poca atención a esta demanda de los médicos de Atención Primaria, el primer eslabón en la cadena sanitaria. El día anterior a la huelga era difícil encontrar información sobre este asunto en los medios informativos, tan atentos, casi siempre, a la agenda de la clase política, que en esta ocasión no ha incluido entre sus preferencias declarativas inmediatas las reivindicaciones de nuestros médicos de cabecera.

Quizá porque la huelga no va directamente contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ni tampoco es un ataque premeditado a José Luis Rodríguez Zapatero. Por eso, los medios amigos/enemigos de Aguirre y Zapatero no encontraron una fórmula concreta para destacar una noticia que no iba contra nadie pero que señalaba a todos, también a los ciudadanos, a los que se trata de concienciar para que entiendan que el tiempo que piden es para atender mejor a todos nosotros.

Yo, que estaba tan desinformado con la mayoría, acudí a mi médico de cabecera para conocer de viva voz de un protagonista de esta demanda de 10 Minutos sus razones. Su agenda diaria está ocupada por 53 huecos –consultas- y ha llegado a recibir a más de 70 personas en jornadas llenas de asistencias médicas. Cada vez que entra en su sala un nuevo paciente, abre un cajón –historia clínica-, dentro de cerebro, que se cierra cuando ha terminado esa consulta. Repite esta acción decenas de veces. Trabaja a destajo, que, sin duda, agota física y psíquicamente.

El día de la huelga, mi médico de cabecera sonríe mientras explica que, además de tener poco más de cinco minutos para atender a cada paciente, tampoco dispone de conexión a Internet ni línea telefónica directa para llamar al exterior. En esos 5 minutos, no sólo ha de atender al enfermo sino que ha de intentar cumplir la cartera de servicios que le exige la Consejería de Sanidad, que incluye revisiones específicas a personas mayores de 50 años, diabéticas o en fase menopáusica, o las sencillas tomas de tensión. La huelga pasó, los que acudimos ese día a la consulta del médico de cabecera entendimos por qué la han hecho y muchos seguimos sin entender las razones que han llevado a que la puerta de entrada a la Sanidad Pública se cierre lentamente dando la sensación de que cuesta traspasarla dignamente. Sólo 10 Minutos. Nos lo merecemos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.