www.madridiario.es

En 2005 impuso multas por 4,9 millones por infracciones medioambientales

La Comunidad tramita una multa de 900.000 euros a una gravera de San Martín de la Vega

La Comunidad tramita una multa de 900.000 euros a una gravera de San Martín de la Vega

lunes 06 de noviembre de 2006, 00:00h
La Comunidad de Madrid tramita una multa de 900.000 euros contra una gravera de San Martín de la Vega por vertidos ilegales, según ha afirmado Luis del Olmo, director de Promoción y Disciplina Ambiental, en su intervención sobre "Aplicación y ciumplimiento de la normativa medioambiental". Si finalmente la propuesta de sanción es ratificada por el Consejo de Gobierno sería la segunda más alta en importancia de la historia después de la que se puso el año pasado contra otra gravera que ascendió a 3,6 millones de euros. En 2005, la Comunidad abrió 6.414 expedientes sancionadores por infracciones contra el medio ambiente e impuso 4,9 millones de euros en multa.

Atentar contra el medio ambiente no es gratuito. En 2005 la Comunidad de Madrid sancionó con 4,9 millones de euros a los infractores, entre los cuales se encuentra una gravera que se vió obligada a desembolsar 3,6 millones, la multa más fuerte de estas características, tal y como ha señalado Luis del Olmo en su intervención. Este año la fatídica 'lotería' le podría tocar también a otra gravera si, según ha adelantado el director de Promoción y Disciplina Ambiental, no se modifica el expediente sancionador contra otra gravera asentada en San Martín de la Vega por vertidos ilegales. Según Del Olmo, la empresa extractora podría enfrentarse a una multa de 900.000 euros. De los 6.827 expedientes abiertos en 2005, casi la totalidad -6.414- terminaron en expedientes sancionadores. De ellos, 1.079 estaban referidos a residuos peligrosos y 926 a residuos no peligrosos sumaron 926. Del Olmo ha recordado no obstante que la mayoría de las infracciones suelen ser leves.

La Consejería de Medio Ambiente se preocupó igualmente de la preservación de los montes y, en aplicación de la ley forestal, impuso casi 1.500 sanciones, la mayoría de ellas por circular por el monte con vehículos a motor sin autorización. El director general recordó que, aunque se consideran sanciones leves, "este tipo de acciones hacen un daño tremendo, sobre todo los quads". Del Olmo no dudó en hacer una autocrítica al sistema sancionador ya que, "si en algunos casos la ley es escasa, en otros, se vuelve muy drástica" y puso como ejemplo las sanciones por la corta o poda de árboles sin autorización, infracción que sumó 60 multas. "En este sentido -ha dicho- somos un poco drásticos porque hoy en día la gente ya no vive del monte, y por tanto éste no se limpia, está descuidado y corre más peligro de incendio. Por tanto creo que en determinadas cosas se debería levantar la mano con la gente que, en su propio terreno, hace ciertas podas sin permiso. Más gente con hachas tendría que haber para dar salud a nuestros montes", ha asegurado.

Luis del Olmo también se ha referido a las construcciones y ocupación del monte público sin autorización como "uno de los hechos que más me preocupan", sobre todo en áreas críticas en torno al Guadarrama. Sólo por este motivo la Comunidad abrió el pasado año 222 expedientes sancionadores. En opinión de Del Olmo la Administración "defiende muy mal el dominio público", sobre todo en los espacios de servidumbre o de paso que es donde se suelen asentar los ilegales y de donde es más complicado echarlos. En este sentido el director general cree que vivimos en una sociedad "garantista" donde los intereses particulares y el derecho a la vivienda priman sobre los intereses medioambientales. En los casos en los que se contruye de forma ilegal "la Administración no tiene sistemas rápidos y eficaces para derruir". Por último también ha recordado las 606 sancionesimpuestas por hacer fuegos y acampadas, que en total sumaron en 2005 los 33.520 euros.

Redext da ejemplo
Tras la intervención de Luis del Olmo fue el turno de José María Gallastegui, Director de Desarrollo de Redext, que explicó las medidas que una empresa de publicidad exterior como la suya puede tomar para presumir de una gestión sostenible. Además del sistema de gestión ambiental ISO 14001, que aplican muchas compañías, Redext fomenta la reutilización y reciclado. "Todos los materiales empleados para los soportes publicitarios tienen que perseguir unos objetivos en el desarrollo sostenible", ha asegurado este experto, quien ha citado también, entre otras medidas de gestión sostenible el uso de sistemas de iluminación interna de los soportes que sean menos contaminantes y consumen menos energía "lo que permite incluso el uso de paneles solares para alimentar los soportes publicitarios, cosa que antes era impensable".

"En Redext, además, se da un tratamiento a las energías renovables, con el uso, desde algo más de un año, de vehículos híbridos que reducen todas las emisiones contaminantes", ha explicado Gallastegui. Asimismo se ha referido a la limpieza, en la que se utilizan productos respetuosos con el medio ambiente y, asimismo ha asegurado que "se dan cursos de formación y sensibilización a todo el personal de la empresa cuya actividad pueda causar un impacto negativo en el medio ambiente". Por último ha puesto de relieve la importancia de frenar el impacto visual y, por tanto, reducir la contaminación exterior mediante la apuesta por diseños estéticos y que logran integrarse en su entorno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios