www.madridiario.es
Vecinos y PSOE denuncian la suciedad del alcantarillado

Vecinos y PSOE denuncian la suciedad del alcantarillado

Por Enrique Villalba
miércoles 18 de junio de 2008, 00:00h
Llega el verano. Y regresan el sol, el buen tiempo y las vacaciones. Por desgracia también regresan los bichos. Y es que, según los vecinos de varias zonas de Madrid, las alcantarillas están sucias y provocan que, un año más, las cucarachas y las ratas hagan 'expediciones nocturnas' por los vecindarios.
Uno de los barrios que han sufrido más la suciedad de las alcantarillas de Madrid es La Elipa. El año pasado tuvieron plagas de cucarachas que se subían hasta las cocinas de las casas. Según el presidente de la asociación de vecinos, Antidio Vinuesa, "la culpa del estado de las alcantarillas es culpa nuestra, porque utilizamos el aseo como basura; y de la administración, porque no limpian lo suficiente estos conductos".

Por eso, esperan que este año, cuando llegue la etapa estival, ocurra lo mismo que en 2007. Hace apenas unas semanas encontraron ratas muertas en plenas calles salidas del alcantarillado. "Cuando cae una tormenta de verano se ve la realidad de la porquería que hay: salen bichos y se inundan los bajos porque el saneamiento está taponado".

Esta misma situación está viviendo Orcasitas con las cucarachas. El líder vecinal Félix López asegura que en las últimas semanas, a pesar de las lluvias, se han encontrado enormes masificaciones de estos insectos. "Hay cientos de cucarachas que salen de todos los sitios y todavía no ha empezado el calor", comenta López. Agrega que el Consistorio "no pone medios para contribuir a que se cumpla el servicio de manera correcta".

Seguimientos periódicos
La gestión del mantenimiento de la red de alcantarillado depende del Canal de Isabel II, pero el saneamiento de estas dependencias para eliminar las plagas es responsabilidad de Madrid Salud, organismo dependiente del Ayuntamiento de Madrid. Ambos trabajos son los que impiden las plagas y los malos olores. Desde Madrid Salud explican que la labor de extinción de plagas se realiza mediante seguimientos periódicos bajo tierra y en actuaciones puntuales en zonas con problemas, pero bajo aviso.

Desde la Asociación de Poceros de la Comunidad de Madrid (Aspocam) explican que la situación es diferente dependiendo de las zonas de Madrid y que hay zonas menos cuidadas que otras dependiendo de las empresas contratadas para trabajar en cada área de acción.

Aseguran que la responsabilidad de que el alcantarillado funcione y esté 'limpio' de porquería y de bichos es de los vecinos, en sus comunidades, del Ayuntamiento de Madrid, que es el propietario y el extintor de plagas, y de la empresa que gestiona la red, el Canal. "Si se realizan inspecciones, limpieza y mantenimiento periódico, se pueden evitar la mayoría de problemas de malos olores, derrumbamientos, inundaciones y cucarachas", comentan.

Servicio devaluado
Critican que, por desgracia, el servicio se ha devaluado desde que gestiona el Canal de Isabel II y que el Ayuntamiento no está realizando un seguimiento adecuado de lo que ocurre en esta red de su propiedad. De hecho, inciden en que muchas veces tienen que actuar de inspectores y avisar de problemas que no detectan los organismos que se dedican a esta tarea.

Según denuncia el concejal socialista de Medio Ambiente, Pedro Santín, sólo se limpian las alcantarillas una vez cada dos años de forma regular, haciéndolo puntualmente sólo a requerimiento o por quejas vecinales de atascos, malos olores o ratas e insectos.

Esta falta de mantenimiento hace que los residuos como envases de plástico, detergentes, cartones, maderas, raíces y materiales de construcción arrastrados por la lluvia, se queden en los absorbederos e impidan al desagüe absorber la suciedad provocando inundaciones. Otros efectos de la falta de limpieza son los derrumbamientos de galerías y la fermentación de los residuos que da lugar a la aparición de malos olores y de estas plagas.

Santín considera que “la limpieza de la red de alcantarillado en Madrid es pésima a pesar del altísimo coste que supone, lo que indica que el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento no se preocupa de que este servicio de limpieza funcione adecuadamente. Como consecuencia de esta incompetencia en la gestión del Partido Popular, se producen balsas de aguas y atascos en muchas zonas de Madrid cada vez que hay una tormenta o precipitación abundante”.

Plan de limpieza de alcantarillas
Según el PSOE, el coste de mantenimiento y limpieza de la red de alcantarillado es de 45 millones de euros, que se pagan a empresas adjudicatarias para que realicen el servicio. Pedro Santín ha exigido que el Ayuntamiento ponga en marcha un Plan de Limpieza de las alcantarillas madrileñas que garantice la limpieza de los absorbederos y de los colectores de la capital para que las aguas residuales fluyan en su interior sin atascos.

La red de alcantarillado de Madrid comprende 3.500 kilómetros de colectores, tuberías y acometidas que tienen como objeto la recogida y el transporte de las aguas residuales y pluviales de la ciudad. De esta extensa red de colectores, 1.300 kilómetros son visitables y el resto son tuberías. La red incluye también una serie de acometidas, de propiedad particular, que lleva las aguas residuales de los edificios donde se produce el agua residual a las alcantarillas.

Se estima que en Madrid existen actualmente 1.400 kilómetros de tuberías con esta finalidad. Además existe una red de 73.000 absorbederos que permiten evacuar el agua de lluvia desde la calle al alcantarillado. Por último, existen 92.000 pozos de registro que son los que permiten acceder a las alcantarillas para realizar tareas de mantenimiento y conservación de la red.

Acuerdo de gestión
A finales de 2005, Ayuntamiento de Madrid y Canal de Isabel II suscribieron un acuerdo en el que el Consistorio cedió la gestión y explotación del saneamiento y depuración a la empresa pública regional por 25 años a cambio de 700 millones de euros de contraprestación, más 613 millones de euros en inversiones más sus intereses, que se desglosaron en 455 millones por el mantenimiento de la red y 158 millones por las tareas de depuración de aguas.

El 1 de enero de 2006 entró en vigor la gestión del Canal, que subcontrató los servicios a empresas privadas que son las que realizan el servicio. En diciembre de 2007, se aprobó una adenda al convenio de gestión que incluía en el trato la gestión de los estanques de tormentas y la ampliación del convenio a 30 años por 70 millones de euros. Según fuentes del Canal, todavía no se ha empezado a trabajar con estas dependencias porque no han sido recepcionadas o están en construcción.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios