www.madridiario.es
Ruta por el Parque de Polvoranca

Ruta por el Parque de Polvoranca

lunes 28 de abril de 2008, 00:00h
Las 150 hectáreas del Parque de Polvoranca acogen una buena muestra de algunos de los ecosistemas de la Comunidad, como la ribera o la dehesa, y una serie de espacios ajardinados más educativos. Para no perderse ninguno de los espacios más destacados, la colección 'Rutas por la Comunidad de Madrid', editada por la Comunidad, ofrece un recorrido guiado, que Madridiario ha seguido para adentrarse en este gran pulmón situado entre los municipios de Leganés, Móstoles y Alcorcón.
La ruta con una distancia de aproximadamente siete kilómetros y una hora y media para su realización es de dificultad baja. Permite no perder detalle de este parque periurbano que se empezó a construir en 1986 y en el que se sitúa uno de los Centros de Educación Ambiental de la Comunidad, donde se puede obtener información sobre el parque y las actividades para todos los públicos que se realizan en él.

El recorrido comienza junto al merendero situado junto al lago de Mari Pascuala. Desde este lugar se coge un camino de tierra que discurre paralelo a una línea de alta tensión y que lleva a los jardines temáticos del parque. Encontramos el Jardín Siempreverde, en el que crecen adelfas, olivillas o durillos; el Jardín de los Arbustos; y el Jardín de aromas, en el que apetece detenerse y respirar la mezcla de fragancias que desprenden el laurel, el tomillo y el cantaueso.

A continuación, están situados el Centro de Educación Ambiental del parque (15 minutos), que organiza actividades ambientales gratuitas, y una cuidada rosaleda. Es el momento de visitar el Jardín Botánico, que está dividido en cinco partes. Cada una de ellas alberga especies autóctonas de los cinco continentes, como secuoyas americanas o rosas de siria.

El Jardín Botánico está separado por el Arboreto de Especies Singulares por el arroyo de La Recomba, que se cruza por un puente desde el que se puede observar la vegetación de ribera que crece en las márgenes, como los juncos o los álamos blancos. A continuación se encuentra el Arboreto de Especies Singulares, cuya entrada está presidida por un magnolio.

Para continuar la ruta se vuelve atrás y se sale al camino en el que se encuentra el Centro de Educación Ambiental. La siguiente parada es en el Arboreto de Ciudad, que tiene ejemplares del árbol del paraíso o de ciruelo de Pissard, en los que destaca el rojo intenso de las hojas. Después nos topamos con el Jardín de las Rocas, que muestra los diferentes suelos de la geografía madrileña (30 minutos).

La ruta discurre ahora por una pequeña senda paralela al arroyo de La Recomba, que ofrece algunos de los paisajes más bonitos de todo el recorrido. La vegetación de ribera y las anátidas acompañan al paseante por el cauce que con forma de 'v' nos lleva al extremo sur del parque, donde termina en la laguna de la Recomba (40 minutos).

Después aparecen las ruinas de la Iglesia de San Pedro, del siglo XVII, que recuerdan que en Polvoranca hubo un pequeño pueblo dedicado a la agricultura y la ganadería. Se sigue el camino hasta la bifurcación, momento en el que se coge la senda de la derecha, que pasa junto a la laguna de los Sisones. Al ser estacional, en este momento se pueden ver las romazas, unas plantas que presentan un tono rojizo (45 minutos).

Se continúa por la senda que se había cogido hasta llegar a una plaza redonda de tierra desde la que se coge el camino principal que lleva de nuevo al embarcadero. Antes de llegar al punto donde se inició el recorrido, a ambos lados del paseo pueden verse algunas instalaciones deportivas del parque, como una pista para monopatín y otra de patinaje, un campo de fútbol o terrenos adaptados para jugar a la petanca. Llama la atención sobre todo la instalación de juegos para mayores, donde los visitantes del parque se ejercitan al aire libre entre pinos y olivos (55 minutos).

De nuevo en la laguna de Mari Pascuala, llega el momento de bordearla dejándola a la izquierda y descubrir alguno de sus recoletos rincones que tal vez inviten al paseante a descansar. Durante todo este camino nos acompañará el graznido de las decenas de aves que viven en el parque. Se llega a un puente que cruza el arroyo de La Recomba, desde donde se puede observar el comportamiento de estos animales (1 hora y 5 minutos).

Ahora el camino que bordea la laguna hace un giro a la izquierda que lleva hasta una cúpula desde donde observar la bonita estampa que forman la laguna de Mari Pascuala y otra más pequeña separada por un pequeño islote, así como la cascada artificial que alimenta la laguna con aguas de un acuífero subterráneo (1 hora y 15 minutos).

Se continúa por el camino que recorre el otro lado de la laguna y donde el caminante puede descansar en alguno de los rincones que ofrece esta parte del Parque de Polvoranca. Finalmente, encontramos de nuevo el embarcadero y junto a él el kiosko, donde se pueden reponer fuerzas tras realizar la ruta (1 hora y 30 minutos).

-Coordenadas: Embarcadero de la Laguna de Mari Pascuala: 30T 431919; 4464388).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.