www.madridiario.es
Un tendero herido de bala en una pierna al forcejear con un atracador

Un tendero herido de bala en una pierna al forcejear con un atracador

Por MDO/E.P.
martes 15 de abril de 2008, 00:00h
Tres personas resultaron heridas el lunes, una de ellas por arma de fuego, después de encararse a un atracador que pretendía robar en una panadería de la calle Nueva Zelanda número 33, informaron fuentes de Emergencias Madrid. Los dueños persiguieron al atracador al que lograron reducir.
Los hechos sucedieron entorno a las 20.15 horas cuando el atracador entró en la panadería con intención de robar y las tres personas que se encontraban en el interior del establecimiento le hicieron frente golpeándole y persiguiéndole por la calle. En ese momento, el presunto ladrón sacó un arma de fuego y disparó a una de las personas que le perseguía, que era un empleado de la panadería.

Cuando los sanitarios del Samur llegaron encontraron al herido, un varón de 58 años, inestable y con un disparo en el muslo derecho de modo que, tras estabilizarle, le trasladaron en estado grave al Hospital Clínico. Una mujer de 59 años sufrió contusiones leves en la cabeza, que podrían haber sido producidas con la culata de la pistola y también fue traslada al Hospital Clínico.

El presunto atracador, un varón de 41 años, sufrió contusiones por todo el cuerpo producidas por los golpes recibidos mientras intentaba huir del lugar del suceso. Fue trasladado al Hospital Puerta de Hierro con custodia policial. Por otro lado, una mujer de 58 años, que en ese momento pasaba por el lugar de los hechos, sufrió una herida leve en el muslo derecho, posiblemente de alguna esquirla de un disparo, y fue dada de alta en el lugar.

Un radio patrulla del distrito de Aravaca desplazado hasta el lugar del suceso recuperó el arma de fuego, según informó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

Consiguieron reducirle
Eva, la hija del propietario del establecimiento, también presente cuando se produjo el atraco, aseguró que, al ver que el ladrón golpeaba a su madre con la pistola, le arrojó "la máquina de Coca Cola". Acto seguido, su padre le persiguió y ella se hizo con un cuchillo que tenía a mano hasta reducirle en un paso de cebra cercano a la tienda.

En el forcejeo, el presunto atracador efectuó "tres disparos" alcanzando en la rodilla derecha al padre de Eva, aunque finalmente consiguieron apresarle y estuvieron, tal y como recordó la chica, "un cuarto de hora fijo dándole". "Estaba sangrando por todos los lados y yo estaba de los nervios y queriendo matarlo", reconoció.

Así, se mostró convencida de que el hombre no era del barrio, aunque dijo ser capaz de reconocerle porque le había visto "hasta los ojos azules verdosos que tiene" y que era la primera vez sufrían un intento de atraco. "A ver si aprenden porque aquí por lo menos se la han llevado calentita", sentenció.

Por su parte, Germán, un vecino que trabaja en la zona, destacó que en el barrio ha habido "varios atracos y un violador suelto que no se ha localizado". "Si no llega antes la policía y nosotros llegamos cinco minutos antes, a lo mejor lo habíamos celebrado un juicio rápido porque el tío estaba ahí", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios