www.madridiario.es
Réquiem por El Pardo

Réquiem por El Pardo

martes 01 de abril de 2008, 00:00h
Tan preocupada está doña Esperanza Aguirre por el impacto ambiental que provocará el Proyecto de Eje Prado-Recoletos que ha decidido taladrar el Monte del Pardo para imponer su particular “toque ecológico”.

Vivimos un momento en el que “algunos” pretenden poner de moda añadir el término “sostenible” a toda iniciativa política. Y por eso, ahora resulta que perforar uno de los bosques mejor conservados de Europa, integrado en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares; declarado Zona de Especial Protección para las Aves y cuyo principal valor es el águila imperial ibérica en peligro de extinción, es sostenible y responde a la intención de conservar su naturaleza.

El Monte del Pardo, ese al que tan brutalmente quiere castigar nuestra Presidenta de la Comunidad, juega un papel fundamental en la ciudad de Madrid, ya que es un eslabón de unión entre la Sierra de Guadarrama y el casco urbano madrileño, formando un pasillo de oxigenación y descontaminación del aire de la ciudad gracias a los periódicos vientos serranos. Precisamente, la capacidad del monte del Pardo para conservarse virgen, a escasos metros de una gran ciudad como Madrid, le confiere ese carácter original, integrado en el entorno y significativo para la historia de la región.

Hablemos claro, ni a Esperanza ni a super Lamela (ese señor al que tanto recordará la sanidad pública), les importa lo más mínimo el Monte del Pardo. Esto huele a otra cosa. ¿No será que la construcción de esta autovía tiene como verdadera justificación animar a los ciudadanos a comprarse una casa en la Sierra?. De ser así, más de uno hará el agosto vendiendo a precio de oro unas viviendas que estarán extraordinariamente bien comunicadas.

Pero es que además, la construcción de nuevas infraestructuras destinadas al transporte privado, lejos de solucionar los problemas de accesibilidad impulsan el aumento del tráfico haciendo el efecto llamada lo que, finalmente, colapsará la vía.  El modelo de transporte que se potencia con este proyecto frena el desarrollo del transporte público y potencia el uso indiscriminado del automóvil y el camión, cuando junto al avión, son las formas de transporte más contaminantes, menos eficientes y más derrochadoras de energía.

Y todo ello sin mencionar, el modelo de desarrollo absolutamente insostenible que se quiere imponer, donde los ciudadanos viven a hora y media de sus puestos de trabajo y necesitan a diario del vehículo privado para desplazarse.

El Monte del Pardo se ha cruzado en los intereses de nuestra Presidenta y ya ha sido sentenciado. Enhorabuena a los que se lucren por la operación y mi más sentido pésame al valioso e histórico paraje que van a destruir.

Raquel López.
Concejala IU Ayuntamiento. Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios