www.madridiario.es

El Ayuntamiento ha peatonalizado esta emblemática zona

Los libreros de la Cuesta de Moyano volvieron a su lugar de origen

Los libreros de la Cuesta de Moyano volvieron a su lugar de origen

Por MDO
jueves 19 de abril de 2007, 00:00h

Dos años y medio después de que los libreros tuvieran que abandonar la Cuesta de Moyano, como consecuencia de un incendio en una subestación eléctrica, volvieron a su lugar de origen. Sin embargo, lo hicieron con una importante novedad. Y es que el Ayuntamiento desterró el tráfico de esta histórica Cuesta de Moyano que, que está reservada a libros y paseantes. Además, en la confluencia con Alfonso XII se instaló la estatua de Pío Baroja, que antes estaba ubicada en El Retiro.

"Hemos sabido convertir una crisis en una oportunidad". Así de contundente se expresó Ruiz-Gallardón en la inauguración de la peatonalización de la Cuesta de Moyano. El alcalde se referió, de esta forma, al traslado forzado de los libreros que en el mes de octubre de 2004 tuvieron que ocupar el paseo del Prado después de que el subsuelo de la cuesta de Moyano fuera cedido por el Ayuntamiento a cambio del solar de la calle Almadéen que ocupaba una subestación eléctrica de Unión Fenosa que resultó destruida en un incendio.

Dos años y medio después los libreros no sólo pudieon regresar a su lugar de origen, desde 1925, sino que vieron cómo el entorno se ha peatonalizado. Y es que el Ayuntamiento ha aprovechado este tiempo para introducir mejoras y revitalizar un espacio de 11.101 metros cuadrados que está ubicado junto al Eje Prados-Recoletos y rodeado de zonas de gran valor ambiental como el Jardín Botánico y El Retiro. En el acto, Ruiz-Gallardón destacó la importancia de que se desterrara el tráfico de esta emblemática Cuesta de Moyano ya que, a partir de ahora, estará reservada solamente a libros y paseantes. Para ello, han sometido a este espacio a un tratamiento integral en el que se plantaron 52 castaños, y se ha construido un carril-bici de cerca de 300 metros que enlazará, a través de El Retiro y del carril de la calle de O´Donnell, con el Anillo Verde Ciclista.

Sin embargo, la principal novedad de la nueva Cuesta de Moyano es que está presidida, en la confluencia con Alfonso XII, por la estatua de Pío Baroja, que antes estaba ubicada en El Retiro. De esta manera, el Ayuntamiento de Madrid quiso rendir un homenaje a uno de los escritores que, junto con muchos otros, quiso que una feria de libros de este tipo estuviera ubicada en un "sitio bien visible y de fácil acceso", como ha recordado el alcalde, al leer el facsímil del expediente de 1925 en el que se recogió la petición de varios escritores en este sentido. Por esta razón, el edil indicó que, con las obras de peatonalización, se hizo realidad esa petición. "Habéis colaborado con el Ayuntamiento, -dijo a los libreros de la Cuesta de Moyano-, y  retornáis al puesto donde esos escritores quisieron que pusierais la primera piedra".

Las casetas que de nuevo abrieron sus puertas son treinta más otra del área de las Artes, en la que se pueden encontrar las publicaciones del Ayuntamiento de Madrid. Todas ellas fueron reformadas con el objetivo de que fueran una réplica exacta de las que había en el año 1925. En ellas se ofrece a los ciudadanos la posibilidad de sumergirse en un mundo lleno de libros, tanto nuevos como de ocasión. Para el presidente de la Asociación de Libreros de la Cuesta de Moyano, Francisco Martínez Moncada, el resultado final de todo el proyecto fue "muy positivo". De ahí, que se muestren "encantados con poder volver, por fin, a nuestra casa después de casi tres años fuera". Respecto a la peatonalización, Moncada ha manifestó su optimismo ya que cree "que va a venir muy bien a los libreros".

Además, el presidente recordó que el Ayuntamiento les "permite hacer la carga y descarga" para poder acceder con sus libros por lo que, en su opinión, nada es negativo. También adelantó que es posible que se ponga en la zona "un velador o chiringito" para que atraer a un mayor número de gente. La remodelación de la Cuesta de Moyano le costó al Consistorio cerca de 1,8 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios