www.madridiario.es

Menos impuestos, más empleo

martes 01 de diciembre de 2020, 07:00h

Madrid baja impuestos. Lo hacemos con la fe de quien quita el ancla que la pandemia parece haber echado en esta deriva de 2020. Lo hacemos con el convencimiento de que eso salva empleos, porque rebaja la presión que sufren las empresas que han de mantener esos puestos de trabajo a pesar de la caída de ingresos que sufren la mayoría de ellas.

La llegada de la pandemia ha obligado, especialmente a comerciantes y hosteleros, a reconvertir sus negocios y el modo en que trabajan. Nuevos costes con menores ingresos, a expensas de lo que ocurra con la prórroga del pago de los ERTEs por parte de la Administración, que condiciona el futuro laboral de miles de madrileños. Hay en la Ciudad más de 66.000 parados que hace un año, con una tasa de paro en el 14,2%, y no podemos dejar que sigan engordando esas cifras. Tenemos que ayudar a las empresas, generadoras de empleo, y eso pasa por adelgazar sus costes fijos en todo lo posible. Plantear rebajas de hasta el 50% en el IAE para aquellos negocios que mantengan el empleo en 2020 y 2021 es vincular directamente los empleos a un menor coste. Rebajar la tasa de basuras un 25% para 118.000 negocios o suprimir el 100% de la llamada “tasa de terrazas”, permitiendo que estas, además, sean más amplias y tengan trámites más rápidos; eso también es empleo. Como lo es bajar el IBI hasta el 0,46%, lo que permite que todos los madrileños cuenten con algo más en sus ahorros.

Existe una creencia que asegura que bajar los impuestos hace que, de manera proporcional, se presten peores servicios públicos, porque se ingresa menos, pero la realidad es que eso es una ecuación demasiado simplista. Desde el consistorio creemos que rebajar los impuestos, de forma temporal y proporcionada, permite que las empresas salgan adelante en este momento tan complicado lo que, entre otras cosas, permitirá mayores ingresos futuros. Un local, un bar, un comercio que cierra sus puertas, deja de pagarlo todo, porque desaparece, e incluso, a nivel estatal, el golpe es importante, puesto que eso supone la pérdida de empleos y, con ello, una caída en la recaudación por IRPF, la mayor fuente de ingresos de la Administración.

Bajar impuestos, pero seguir ingresando, mientras se apoya la actividad empresarial en todos los ámbitos para conservar el empleo y volver a una senda de crecimiento que, este año, hemos perdido a causa de la llevada de la Covid-19, que va a dejar una caída del 8% en el PIB madrileño.

Madrid baja impuestos, y lo hace en lo que puede, en lo que abarcan sus competencias. Desde el Ayuntamiento, además, sabemos además que, aunque se hable de presión fiscal baja, la realidad es que, si no se calculase sobre PIB sino sobre salario neto, España no estaría por debajo de la media. Hay margen para reducir los costes empresariales cuando sus ingresos caen, para evitar la pérdida de más empleos. El Ayuntamiento de Madrid está en ese camino, y quien se sume será bienvenido.

Ángel Niño

Concejal delegado de Innovación y Empleo en el Ayuntamiento de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios