www.madridiario.es

Éxito de la campaña de atún rojo del Grupo Ricardo Fuentes

lunes 19 de octubre de 2020, 11:38h
La campaña de atún rojo de Ricardo Fuentes encara con excelentes perspectivas la recta final de este año. Tanto la flota del Mediterráneo como la almadraba de Barbate alcanzarán en este año 2020 las cuotas asignadas, cumpliendo con todos sus objetivos
Éxito de la campaña de atún rojo del Grupo Ricardo Fuentes
Ampliar

Los grandes obstáculos provocados por la pandemia de Covid-19 han sido brillantemente superados, lo que ha supuesto un gran refuerzo del liderazgo de la empresa a nivel nacional e internacional.

El factor clave del éxito ha sido la capacidad de respuesta que la compañía ha mostrado en las difíciles circunstancias que estamos viviendo, lo que ha servido para renovar la confianza de sus antiguos clientes e incluso para incorporar a otros nuevos.

La calidad, innovación y seguridad que caracteriza a Ricardo Fuentes lo convierten en un socio de confianza, con todas las garantías a largo plazo.

El equipo especializado de trabajo que conforma la compañía es otro de los factores clave de su éxito. La plantilla habitual de 900 personas del Grupo Ricardo Fuentes ha sido reforzada por otras 260 durante la campaña para la realización de tareas clave, aplicando al conjunto los criterios de seguridad más estrictos.

Por ejemplo, todas las tripulaciones de los barcos atuneros, incluyendo al observador internacional, pasaron los correspondientes test PCR antes de embarcarse. Las embarcaciones, por su parte, fueron desinfectadas por una compañía especializada antes de salir a alta mar.

La campaña de atún rojo de Ricardo Fuentes adaptada a la realidad actual

La almadraba de Barbate, perteneciente en un 50% al Grupo Ricardo Fuentes, ha entrado en sus últimos días de actividad, habiendo sido capturadas la práctica totalidad de las 1.140 toneladas que se habían previsto.

Una parte del atún rojo ha empezado a distribuirse, otra se encuentra en granjas para su venta en los próximos meses como producto fresco y el resto se encuentra ultracongelado para su futura comercialización.

Se llama almadraba a un arte de pesca milenario que únicamente captura los ejemplares adultos que se acercan a las costas (los que no superan los 50 kilogramos son liberados).

A pesar de ser un arte tradicional, la almadraba en Barbate ha sabido adaptarse a las cambiantes condiciones de la pesca y de la comercialización de los atunes rojos, convirtiéndose además en un importante generador de empleos directos e indirectos en la localidad.

Los barcos de la almadraba de Barbate se han modernizado con la incorporación de grúas y cubas para la refrigeración del pescado. También han mejorado los métodos de despesque, ajustándose a las normativas de la UE y a los parámetros de los consumidores respecto al sabor, textura, color y frescura.

Un ejemplo de sostenibilidad

La flota del mediterráneo también ha cumplido sus objetivos en la campaña del atún rojo de Ricardo Fuentes, con 3.123 toneladas pescadas por las 14 embarcaciones que la componen. El destino de estos atunes rojos son los viveros con los que cuenta la compañía en Murcia, desde donde se destinarán a granjas de crecimiento.

El Grupo Ricardo Fuentes cuenta con viveros en San Pedro de Pinatar y El Gorguel. En el primero, la compañía ha realizado un inversión de 5 millones de euros para su reconversión y reconstrucción tras el fuerte impacto que tuvo la DANA el pasado septiembre. Todo el espacio se destinará al atún rojo a partir de ahora, incluyendo el que se destinaba a la lubina y la dorada.

El éxito de la campaña del atún tojo del Grupo Ricardo Fuentes no ha sido un rotundo éxito por casualidad, sino por el fruto del esfuerzo de todo su equipo y su decidida apuesta por adaptarse a los nuevos tiempos, por duros que estos sean.