www.madridiario.es

Efectos positivos del CBD

miércoles 17 de junio de 2020, 10:57h
El cannabidiol se ha utilizado desde hace años, como método terapéutico natural, debido a todas las propiedades medicinales que tiene, además de otros beneficios para el cuerpo humano y el organismo.
Efectos positivos del CBD
Ampliar

El CBD, también llamado cannabidiol, es un compuesto natural que tiene la flor del cannabis. Desde hace años se ha utilizado con numerosos fines terapéuticos, así como tratamiento medicinal totalmente natural. Lo cierto es que, aunque antaño ya se conocían las propiedades que tiene el CBD, en la actualidad, los expertos siguen estudiando todos los efectos que produce en las personas y cuáles son los beneficios que proporciona al organismo.

A diferencia de otras sustancias, el CBD es seguro y no es adictivo, de ahí que se utilice bastante en los tratamientos médicos.

Hay que tener en cuenta que muchos investigadores han podido demostrar que el CBD es una sustancia de gran importancia para el cuerpo humano, principalmente, en todo lo que respecta al correcto mantenimiento de sus funciones.

No hay que olvidar que muchas personas piensan que el cannabis y sus compuestos no son beneficiosos, sin embargo, dependiendo de la parte que se extraiga de la planta, se podrá contar con unas propiedades u otras. En este sentido, los CBD efectos son múltiples y la gran mayoría de ellos bastante positivos.

¿Cuáles son los efectos positivos?

El CBD se puede tomar en diferentes formatos, no obstante, el aceite de la sustancia es uno de los más beneficiosos. Como ya se ha comentado anteriormente, son muchas las propiedades terapéuticas que tiene el cannabidiol, además de no ofrecer contraindicaciones graves ni letales para el cuerpo humano.

En este sentido, entre las múltiples propiedades del CBD, hay que destacar que es un potente antiinflamatorio, además de ser antioxidante. Asimismo, proporciona un efecto analgésico y relajante, de ahí que en muchas ocasiones se utilice esta sustancia como ayuda para dormir.

De igual modo, tiene propiedades ansiolíticas, anticonvulsivas y antidepresivas, si bien es cierto que en el caso de tomar el cannabidiol con algunos de estos fines, es conveniente consultar de manera previa a un especialista para llevar a cabo un tratamiento adecuado.

Hay que destacar también que no es una sustancia psicoactiva ni produce efectos psicotrópicos.

¿Para qué se utiliza?

Son muchos los casos en los que se recomienda utilizar el CBD, siendo uno de los más habituales como sustancia para aliviar el dolor y las molestias, sobre todo musculares. También es un buen aliado para combatir las enfermedades autoinmunes, las inflamaciones y todo tipo de artritis.

Por otro lado, el CBD sirve para tratar las afecciones neurológicas, siendo algunas de las más comunes el Parkinson, Alzheimer, derrames cerebrales, epilepsia o demencia, entre otras.

Las enfermedades de la piel como el acné, la psoriasis o dermatitis, también suelen tratarse con CBD, al igual que para cualquier síndrome metabólico, principalmente, la obesidad y la diabetes.

Asimismo, el CBD es un buen compañero para aliviar los trastornos de la tripa, como las colitis, y también para las enfermedades neuropsiquiátricas, tales como alcoholismo, autismo o TDAH.

Finalmente, otro de los usos habituales del CBD es para combatir disfunciones cardiovasculares, como las arritmias.

Formatos en los que tomar CBD

En la actualidad, en el mercado se pueden encontrar diferentes formatos de CBD, que se dividen en función de las concentraciones que tenga, siendo lo habitual entre el 2,5% y el 30%.

De esta manera, se puede elegir en formato de gotas, que se toma a través de una solución colocada debajo de la lengua o incluso se puede aplicar sobre la piel directamente.

Otra opción son las cápsulas comestibles, siendo un formato que se toma como suplemento dietético, y habitualmente los toman aquellos a los que el aceite de CBD les parece que tiene un sabor más fuerte.

Por otro lado, también están las cremas y ungüentos que se utilizan para aplicar sobre la piel, teniendo en cuenta que este formato no tiene ningún riesgo para la dermis. Y finalmente, se puede elegir el formato tradicional de aceite para vaporizadores.