www.madridiario.es

Cuáles son las ventajas de hacer un curso de bolsa y trading en Madrid

lunes 03 de febrero de 2020, 14:33h

En la actualidad, el mercado financiero es uno de los sectores más complejos, en el cual vale la pena prepararse para convertirse en un exitoso trader o inversor. Es importante recibir las herramientas necesarias, a través de clases de calidad dictadas por profesionales experimentados.

Cuáles son las ventajas de hacer un curso de bolsa y trading en Madrid
Ampliar

Hoy en día, el mercado financiero puede explotarse de muchas maneras, y para muchos, lo mejor es hacerlo desde dentro, ya que puede traer un gran número de beneficios además de éxito profesional. Por supuesto, para ello es imprescindible conocer todas las herramientas que existen y la manera adecuada de utilizarlas, algo que se puede conseguir realizando un curso de bolsa y trading en una entidad de calidad.


¿Qué es el trading?


Para conocer las ventajas que puede tener un curso de bolsa y trading en Madrid, es muy importante saber qué es el trading. Se trata, en términos puntuales, de la compra y venta de activos (divisas, acciones, futuros) en un mercado financiero. Está basado en el análisis técnico y fundamental, para determinar el valor de las acciones y aplicar estrategias que sean efectivas a la hora de operar. A aquellos que ejercen en el trading se les denomina “traders”, y pueden trabajar tanto en un banco, entidad financiera, fondo de inversión o de manera independiente.


Un curso de bolsa y trading en el Instituto IBT de Madrid, puede impulsar de forma significativa el crecimiento profesional de aquellos que aspiran a convertirse en exitosos traders e inversores. Apuntando especialmente a profesionales del sector e iniciados, la entidad busca brindar todas las herramientas y los conocimientos necesarios para poder hacerse un lugar en el mercado financiero, particularmente en el trading de valores intradiario y la gestión de carteras a medio plazo. Su método testeado, basado en la práctica diaria y consistente, es garantía de calidad y crecimiento para todos los estudiantes.


El curso permite a todos ellos poder identificar, mediante un análisis crítico y técnico, dónde y de qué forma posicionarse en el mercado, teniendo en cuenta las situaciones de mejor probabilidad y aquellas en las cuales es más conveniente tomar ciertas precauciones. Las operaciones financieras implican un cuidado muy detallista, ya que como bien es sabido, una decisión desafortunada o tomada en un momento poco alentador puede traer consecuencias muy negativas. Conocer el mercado es fundamental para poder reconocer de manera mucho más precisa cada uno de estos momentos, además de que permite tener una base sobre la cual poder tomar decisiones acertadas.


La incubadora del Instituto IBT


El Instituto cuenta con la llamada “incubadora de traders”, un programa compuesto por tres fases elementales que apuntan a que cada estudiante evolucione en su trayectoria como inversor, aplicando todas las estrategias relacionadas con los cambios del mercado de valores. Las fases corresponden a: junior, senior, y cartera de traders. La primera de ellas está principalmente enfocada en fortalecer las bases a partir de las cuales se realizarán los análisis de valores y sistemas de inversión, gestión monetaria, cotizaciones, etcétera.


Pero, además, esta fase cuenta con un segundo nivel, cuyo propósito es educar a los estudiantes para que puedan aprender a confeccionar planes de trading personalizados, y evaluar lo viables que son los objetivos y qué elementos se deben tener en cuenta para planificar de forma certera. Durante la segunda fase, incubadora Senior, los alumnos aprenderán a negociar valores en vivo, a elaborar track-records e implementar gestiones de riesgo en distintos sistemas de inversión. Cada etapa se compone a su vez por otras fases, a través de las cuales se irán disponiendo diferentes objetivos y evaluando el crecimiento de los alumnos.


La última fase se posiciona como la etapa de consolidación de trading real, fortaleciendo todo lo aprendido en las fases anteriores y evaluando la capacidad de los alumnos para aplicar las estrategias incorporadas. Con el uso de otras herramientas técnicas y software, los estudiantes pueden terminar de afinar sus habilidades y poner en prueba todo lo aprendido durante el curso. La práctica es una de las partes más esenciales de este curso, y fundamental, para poder ejercer de manera exitosa dentro del sector.


Clases dinámicas


Una de las más grandes ventajas del curso de bolsa y trading en Madrid es que las clases se dirigen de distintas maneras, con el fin de hacer el aprendizaje más dinámico, adaptándose a las necesidades de cada alumno. Por ejemplo, algunas de las clases se encuentran grabadas, de modo que es posible acceder al contenido en cualquier momento, con el asesoramiento constante de un tutor. Esto es particularmente útil para poder disponer de una mejor administración de los horarios.


Además también hay información muy variada que se puede visualizar desde el Instituto IBT Youtube, con contenido acerca de las becas, testimonios de alumnos, entrevistas a traders e inversores profesionales, charlas, conferencias, entre otros. Dicha información puede ayudar a resolver varias dudas acerca del curso, e incluso del sector mismo, ya que son en buena parte, charlas y clases preparadas por profesionales experimentados. Por otra parte, se realizan clases grupales en directo, que facilitan que los alumnos puedan hacer preguntas y despejar inquietudes en vivo.


Las clases también se encuentran grabadas,siendo posible acceder a ellas en cualquier momento y repasar algunos contenidos que no hayan quedado demasiado claros o que sea necesario fortalecer. Es una gran oportunidad además, para aquellos alumnos que no hayan podido asistir a la clase en vivo, ya que pueden recuperar la clase. Para poder alcanzar aquellos objetivos dispuestos a lo largo de las fases, la educación también se refuerza con clases individuales bajo cita previa, en las cuales, los tutores darán asesoramiento personal a cada alumno.


Esto permite hacer un seguimiento personalizado de la evolución de los estudiantes, reforzar conocimientos y aclarar conceptos fuera del margen de las clases grupales. En cuanto a las modalidades, el curso se puede llevar a cabo de manera online, con una duración de seis meses; semipresencial, con una duración de cuatro semanas; o presencial, con una duración de ocho semanas. Para cualquier consulta, se recomienda ponerse en contacto con la institución, ya que hay muchos otros beneficios a los que vale la pena sacar provecho.