www.madridiario.es

Ideas originales para diseñar, decorar y amueblar una habitación matrimonial

jueves 31 de octubre de 2019, 09:26h
Tener un dormitorio matrimonial bien decorado y organizado puede ser la clave de poder tener un día mucho más productivo, ya que facilita poder encontrar las cosas que se desean en el momento justo y también favorece que se pueda tener un mejor descanso para ambas partes, haciendo que la relación también pueda ir a mejor.
Ideas originales para diseñar, decorar y amueblar una habitación matrimonial
Ampliar

Contar con la capacidad de poder diseñar, decorar y amueblar el dormitorio matrimonial de forma efectiva y encantadora es una cualidad que muchas personas no creen posible. Sin embargo, existen algunas ideas originales con las que se les puede dar mucha vida a estos espacios tan especiales.

Tipos de dormitorios

Lo primero que se debe tener presente en este punto es que siempre se tiene que seguir un estilo específico en la decoración de los dormitorios de matrimonio, según el gusto de la pareja o tomando consejos de algún profesional que los pueda ayudar a construir un espacio especial para compartir y descansar.

En gran medida, es indispensable que, si se elige contar con un profesional, éste disponga de las siguientes características:

  • Sepa crear espacios especiales donde nada pueda perturbar a ninguna de las personas que compartan la habitación. Esto es muy importante, fomentando el descanso y así potenciar la vida de ambas partes.
  • Utilice materiales de calidad. Así se podrá tener siempre la seguridad de que los muebles y demás accesorios del dormitorio serán funcionales y podrán mantenerse durante mucho tiempo.
  • Una buena gama de opciones para escoger. Si ofrecen un buen servicio, los profesionales del área deben contar con un catálogo con alternativas que puedan resultar atractivas para sus clientes.
  • Preocupación por los detalles. Muchas personas piensan que esto no es importante y se equivocan, los detalles pueden ser la diferencia entre un dormitorio normal y uno de ensueño.

Algunas ideas diferentes

Para que se pueda elegir libremente, se hablará de algunas opciones que se puedan estudiar y que pueden quedar muy bonitas, según el gusto de cada persona.

Dormitorios coloniales

Estos dormitorios se caracterizan por contar con una cama espaciosa, un hermoso dosel (preferiblemente blanco) que recubra todo el área del lecho matrimonial, muebles de madera o mimbre, muy vistos en la época y un ventilador colgando del techo que aporte ese toque de antaño.

Dormitorios industriales

Para los que tienen mayor gusto urbano o relacionado con espacios rústicos, se puede integrar el estilo contando con paredes de ladrillos expuestos, ventanas grandes sin cortinas, combinación con materiales textiles oscuros (teniendo la presencia del cuero) y muebles de hierro o forja, que le darán el toque final.

Dormitorios nórdicos

En este estilo, lo que predomina es el blanco y los colores claros, dándole al lugar una condición muy elegante. Se debe cuidar que los muebles mantengan un diseño moderno y que no se incluyan demasiado accesorios o detalles que sean superfluos.

Dormitorios románticos

A la hora de hablar de matrimonios, el romance es importante, por lo que se recomienda el uso de colores pasteles y pasionales como el rojo. Además, la inclusión de algunos detalles especiales como velas y cojines pueden hacer que el lugar se vea más como un nido de amor. También contar con un sofá o bien un sillón pequeño, pueden darle un toque atractivo junto con la posibilidad de atenuar las luces.

Dormitorios modernos

En ellos se debe tener plena seguridad en el momento de combinar colores, contando con un contraste que invite a la modernidad y al descanso (es recomendable no utilizar demasiados colores llamativos). Muebles con formas definidas, ropa de cama con estampados o diseños divertidos y se debe tener mucho control con incluir demasiados accesorios innecesarios.

Decidir qué tendencia seguirá el diseño de un dormitorio es algo muy personal, que se debe conversar en pareja y cuidar como un santuario, puesto que éste será el lugar dónde se descansará y se podrá pasar tiempo en pareja de manera más libre y sin tantas interrupciones.