www.madridiario.es
El Madrid firma una de sus peores presentaciones en Champions contra el PSG
Ampliar

El Madrid firma una de sus peores presentaciones en Champions contra el PSG

martes 24 de septiembre de 2019, 12:24h

Sin duda, si este partido se hubiese disputado hace unos dos o tres años, todos los pronósticos y apuestas hubiesen apuntado directamente a la victoria del Real Madrid, pues el club estaba completamente lubricado y era imparable en la máxima competición de clubes europeos, la UEFA Champions League.

Sin embargo, la realidad del Real Madrid de hoy en día es muy diferente al de aquellas épocas, aunque el club merengue haya mantenido la misma base de jugadores de aquel entonces, con la notoria diferencia que ha causado la salida de Cristiano Ronaldo de la entidad blanca en el verano del año 2018.

El Madrid no arrancó como claro favorito en el Parque de los Príncipes.

La plaga de lesiones que ha azotado a la plantilla blanca desde el inicio de la temporada, inseguridades defensivas y carencia de juego ofensivo, el PSG sabía que podía hacerle daño a este Real Madrid, tal y como ya lo habían conseguido equipos de la talla del Valladolid y el Villarreal hace escasos días en liga.

Partía de un once inicial conformado por los únicos tres mediocampistas que tiene disponible Zidane en su plantilla, Casemiro, Kroos y James, y sin el suspendido Sergio Ramos por haberse buscado una amarilla adrede en el partido de ida de octavos de final del año pasado contra el Ajax, el panorama estaba complicado para el equipo merengue. Incluso sabiendo que el PSG no contaba con sus estrellas, Neymar, Kylian Mbappé y Edinson Cavani.

Los dirigidos por Zidane nunca entraron en el partido.

Si bien, el marcador de 3-0 deja en evidencia el repaso que le dio el conjunto parisino al español en el partido, lo que se vio dentro del terreno de juego fue aún más contundente.

Por un lado, un equipo que dominaba a placer la pelota y las ocasiones de gol y, por el otro, un equipo totalmente desordenado que no alcanzaba a coordinarse ni siquiera para ejercer presión sobre la salida del rival o salir jugando desde su propia área.

El primer tiempo le dejó al Madrid una diferencia en contra de dos goles, ambos anotados por un exjugador, Ángel Di María, el primero tras una jugada colectiva por la banda izquierda y el segundo con un remate desde fuera del área que Courtois, quien mostró nuevamente un bajo nivel, no pudo repeler a pesar de su envergadura.

Al término de los primeros 45 minutos, los aficionados del multicampeón de la liga de Francia, además de aquellos que habían apostado a la victoria del PSG en NJ sitios de casino online se mostraban esperanzados con un tan esperado triunfo de un conjunto que, en los últimos tiempos, ha solido fallar contra equipos de alta relevancia histórica en el torneo.

El Real Madrid no tiró a puerta ni en una sola ocasión por primera vez en 10 años.

Sin lugar a dudas, el dato más escandaloso que dejó el estrepitoso andar del Real Madrid en el Parque de los Príncipes en este estreno de Champions fue la estadística de tiros a puerta, es decir, tiros entre los tres palos.

Por primera vez en 10 años, el Real Madrid no logró disparar ni una sola vez al arco rival, situación que no ocurría desde hace 578 partidos oficiales del club blanco.

sintomáticamente, la consecución de este logro negativo ha ocurrido tras la salida de Cristiano Ronaldo del club, jugador que lideró en reiteradas ocasiones la estadística de tiros a puerta, tanto en la liga como en la Champions, más allá de sus goles anotados.

Si bien, el Real Madrid vio cómo le anularon dos goles durante el partido, uno de Bale y otro de Benzema, estos dos tiros a puerta no cuentan en la estadística, pues la jugada fue anulada por completo y, por tanto, dichos tiros no son tomados en cuenta.

El duro reto de Zidane, levantar inmediatamente el nivel del equipo.

La decisión de regresar al Madrid después de haber ganado todo antes de su partida fue arriesgada por parte de ZInedine Zidane. Sin embargo, el entrenador ya ha logrado salir ileso de situaciones complicadas mientras estuvo a cargo del timón del equipo de Chamartín.

Las capacidades del técnico y de los jugadores están más que demostradas, pues ellos mismos fueron los que se encargaron de levantar tres Champions en tres años consecutivos, siendo campeones de Europa por más de 1000 días ininterrumpidos.

Zidane deberá apelar a muchos cambios desde lo táctico y lo psicológico, para intentar darle la vuelta a una situación que podría tirar por la borda toda la temporada del equipo, antes de ni siquiera haber llegado a la mitad de la misma.