www.madridiario.es

Al menos un niño de cada aula es víctima de acoso

viernes 20 de septiembre de 2019, 15:22h

El acoso escolar se incrementa a un ritmo de un 20% de manera anual. El último informe emitido por Aldeas Infantiles SOS concluye que al menos un niño de cada aula es víctima de algún caso de agresión física o verbal en los colegios.

Según datos de la UNESCO, uno de cada cinco niños sufre acoso escolar cada año. Las campañas de concienciación para prevenir el bullying escolar están cada vez más presentes en la sociedad actual, sin embargo, cada año siguen apareciendo cifras alarmantes y, según Aldeas Infantiles SOS, el crecimiento del acoso cada año aumenta un 20-22% respecto al anterior.

Desde Aldeas Infantiles SOS defienden una educación en valores como principal arma contra el acoso escolar. Por eso, desde hace más de 20 años, sus Programas Educativos llegan cada curso escolar a más de 350.000 alumnos de primaria y secundaria de nuestro país. Es importante que sepan que es necesario comunicarle a un adulto cualquier caso de acoso, tanto si se realiza sobre ellos o sobre algún compañero.

Además, Aldeas acompaña a niños en situación de vulnerabilidad en su vuelta al cole para que la desigualdad social no determine su futuro ni condicione ningún caso de acoso por parte de sus compañeros.

En los Centros de Día de Aldeas Infantiles SOS atienden a niños y familias en situación de riesgo o exclusión social con el fin de mejorar su calidad de vida. Trabajan para evitar que los niños más vulnerables se conviertan en el objetivo fácil de acoso en las clases.

Para evitar el bullying es importante que el entorno del niño trabaje de forma conjunta para poder encontrar la mejor solución y evitar el sufrimiento del menor. Es por eso que Aldeas Infantiles SOS proporciona al profesorado materiales y fichas descargables para fomentar la educación en valores.

En este sentido, la labor de Aldeas Infantiles SOS es imprescindible. Desde el año 2008, momento en el que se desató la crisis económica en nuestro país, duplicaron el número de niños atendidos en sus programas.

Y, aunque se ha avanzado mucho en este sentido, todavía queda un largo camino por recorrer para lograr reducir los casos de acosos escolar en nuestro país.