www.madridiario.es

Los cambios y desafíos que definirán la construcción sostenible en el futuro

Los cambios y desafíos que definirán la construcción sostenible en el futuro
Ampliar
lunes 22 de julio de 2019, 11:26h

En un amplio sentido se llama construcción a todo aquello que exige antes de su iniciación, tener un proyecto y una planificación. Pero la arquitectura y la ingeniería la designan como el arte de realizar edificios e infraestructuras.

La construcción es una antigua acción humana. Comenzó para contener las consecuencias de la meteorología. Los refugios eran un medio por el cual los seres humanos se resguardaban del calor y del frío.

Eran construcciones muy escuetas y duraban muy poco ,con el tiempo se fueron transformando en formas más depuradas.

La construcción vigente es muy complicada. Coexisten una gran tonalidad de productos y métodos dirigidos a los tipos de construcción que demanda el mercado. El diseño de los edificios está muy controlado por los centros de investigación que estudian las propiedades de los materiales y sus rendimientos, por un lado para cumplir las normas de seguridad y por otro para cumplir las exigencias de los profesionales del diseño y para satisfacer las necesidades de los usuarios.

Materiales de construcción; tipos y propiedades.

La elección de los materiales de construcción estriba fundamentalmente de su idoneidad, su disponibilidad y del presupuesto que se disponga. Normalmente los materiales más usados suelen ser los pétreos, cerámicos, aglomerados, metálicos, maderas, vidrios…

Pero hoy en día en la construcción se usan materiales modernos. El microcemento es uno de ellos y uno de los que más rápido se ha adaptado a la construcción. Las pinturas aislantes que hace poco eran una utopía hoy están al orden del día. Los reciclados que son ya el presente de la construcción, y también seguirán siendo el futuro. La madera, la cual se ha empleado desde siempre en la edificación, como tal no se podría considerar un material moderno, pero si cuando cuenta con nuevas propiedades que se conocen hoy, como las que la hacen mucho más resistente.


Un ejemplo serían las ventanas de madera, una inversión a largo plazo, con unas propias técnicas que consienten unos resultados y un semblante único. Sin dejar de lado que la madera es el único material para fabricar ventanas verdaderamente ecológico natural y sostenible. Con una larga durabilidad natural, y con muy poco mantenimiento se garantiza una larga durabilidad.

Los principales materiales en la construcción del futuro.

En los últimos años se está dando un gran cambio en la construcción y la arquitectura, entre otras cosas esto es debido a las ideas de sostenibilidad, eficacia energética y acatamiento por el medio ambiente.

Esta ideología está transformando la sociedad y exigiendo a estudiar la arquitectura y con ello sus materiales.

No va a valer con construir el edificio más rimbombante, más alto o más caro, este tendrá que ser respetuoso con el medio ambiente y que gaste poca energía.

Está muy claro que cemento y el acero son los materiales primordiales de la construcción, pero son caros y costosos desde el punto de vista ambiental y energético. Es muy posible que algún día sean sustituidos, de hecho ya existen materiales muy interesantes que puede que comiencen a ser empleados en un futuro no muy lejano.


Las tejas sintéticas hechas de plástico reciclado y piedra caliza, paneles de fibra y composites, ladrillos ecológicos, paneles de madera contralaminada, resinas y hormigones autorreparables, grafeno impreso en 3D, pinturas solares...

La construcción en un corto periodo de tiempo.

Las tecnologías cada día avanzan más, y un sector como el inmobiliario no puede ser extraño a todos estos adelantos, por lo que en un futuro va a cambiar mucho la forma de diseñar y de construir.

Está muy claro que la tecnología cada vez más sustituye al ser humano, ya no es el hombre el que hace los esfuerzos, ahora se crean máquinas y robots que hacen las tareas más pesadas.

La robótica ya es un hecho, por ejemplo en la construcción de puentes. Ellos se encargan de transportar y colocar la mayoría de las piezas, reduciendo el tiempo de ejecución.

En un periodo de tiempo no muy largo más del 30% de las construcciones serán realizadas por robots.

Tipos de aislantes térmicos y sus características.

Hay que tener en cuenta que una cuarta parte del consumo de energía en Europa proviene del consumo residencial. Por lo que cualquier actuación encaminada a mejorar el aislamiento en los edificios, tiene que pasar por la elección de materiales aislantes.

Todos los materiales ofrenden cierta resistencia al paso del calor, pero en algunos como puede ser el metal, esta resistencia es muy escasa, otros como los ladrillos, mortero o el yeso, tienen una resistencia media, y luego están materiales como lana de roca, lana de vidrio, espuma de poliestireno, poliestireno extruido o expandido o el corcho con una resistencia bastante buena, de hecho a estos últimos se les denomina materiales aislantes.