www.madridiario.es

Lo esencial al escoger la ropa de esquí es la protección

lunes 11 de febrero de 2019, 09:38h

Para que la diversión esté garantizada es fundamental asegurarse que todos los miembros de la familia estén protegidos del frío, la lluvia, la nieve y el viento. Dos características fundamentales son la impermeabilidad y la transpirabilidad

Lo esencial al escoger la ropa de esquí es la protección
(Foto: Pixabay)

Toda actividad física genera grandes beneficios al ser humano. Numerosas investigaciones han demostrado que hacer algún tipo de ejercicio regularmente proporciona bienestar mental, nos ayuda con la memoria, el humor y el aprendizaje, así como mejoras nuestras funciones cognitivas.

Si a la par de todo eso le podemos agregar el disfrute de una actividad agradable, divertida, con la que podemos socializar y que realizamos en un escenario natural inmejorable, sin duda que la selección más adecuada es el esquí.

España ofrece variadas opciones para unas “vacaciones blancas” en las que esquiar es infaltable. Se trata de una experiencia al aire libre inolvidable que no solo es divertida, sino también saludable para compartir en familia y amigos, así que para los próximos días libres de Carnaval y Semana Santa es una alternativa ideal.

Una vez escogido el destino y que el esquí será una de las actividades que realizaremos, es muy importante hacerse de la indumentaria necesaria para así evitar males a posteriori. El principal aspecto a tomar en cuenta al escoger la Ropa de esquí es la protección.

Es vital asegurarse que tanto tú como tu familia estén protegidos del frío, la lluvia, el viento y la nieve y, algo fundamental, que las prendas sean impermeables permitiendo así que la piel transpire

Mantener la temperatura del cuerpo

La recomendación es vestirse con varias protecciones o capas a fin de lograr mantener la temperatura del cuerpo. La primera consiste en llevar una camiseta térmica que transpire de la manera más adecuada para así expulsar la humedad, estas vienen de diferentes grosores.

La segunda capa está comprendida por forros polares que tienen como misión evitar que la persona sienta las bajas extremas de temperatura. Estos deben ser capaces de encerrar el aire que fluye a lo interno para mantener el calor del cuerpo y además puedan expulsar su humedad.

Por último, la tercera protección, que es la que se ubica en la zona exterior, viene dada por una membrana de Goretex o un material parecido. Es primordial que ofrezca impermeabilidad al usuario y, sobre todo, que tenga transpirabilidad.

Impermeabilidad y transpirabilidad

Dos prendas importantes en la indumentaria de esquí son la chaqueta o anorak de esquí y el pantalón. Para la elaboración de estas prendas se ha generalizado el uso de materiales textiles de base sintética para protegernos de la lluvia y nieve. Contienen membranas finas y porosas que se adhieren a la tela y le aportan las características tan necesarias de impermeabilidad y transpirabilidad.

La impermeabilidad de este tipo de prendas se mide por las columnas de agua que están representadas por un número (3.000 por ejemplo) y una unidad que es milímetros (mm). Mientras más sean las columnas de agua, mayor será la impermeabilidad.

Se considera que una prenda es repelente al agua si tiene 3.000 mm de impermeabilidad, esta podrá soportar una lluvia no intensa durante un lapso no muy largo. Si tiene 5.000 mm de impermeabilidad estamos hablando de una pieza de mejor calidad.

Un tejido es impermeable en su totalidad si resiste columnas de agua por encima de 15.000 mm. Un anorak es considerado profesional si soporta columnas de agua superiores a 10.000 mm.

En lo que respecta al pantalón, es importante la membrana que sea impermeable y transpirable. Debe ser impermeable para que la persona no se moje si llueve, nieva o si cae al suelo no se moje las piernas.

También debe ser transpirable para que el sudor que la persona generará mientras practica esquí no se mantenga en su cuerpo y así cuando se detenga, momento en el que va a sentir frío, este permanecerá seco.

La chaqueta, que también tiene que ser impermeable y transpirable, debe elegirse de la talla correcta debido a que será la cámara de aire, que se sitúa entre la membrana y la chaqueta, la que proporcionará calor al cuerpo. Si el anorak es muy ajustado no calentará lo suficiente.

No hay que olvidarse de la moda

Si bien es cierto que estar protegidos es fundamental, eso no significa que hay que sacrificar nuestro gusto por la moda y las tendencias.

Por ejemplo, para la mujer hay ropa para esquiar que, aparte de ofrecer tecnología y comodidad, tiene toques de glamour y finos detalles que no la harán pasar desapercibidas. De hecho hay colecciones, también para hombres, por temporada y este 2019 tiene la suya.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.