www.madridiario.es

La mejor clínica de cirugía estética de Madrid

miércoles 06 de febrero de 2019, 10:00h

Realizarse una intervención quirúrgica siempre conlleva preocupación por el proceso en sí, pero sobretodo por las dudas de estar en manos de un profesional en la materia.

La mejor clínica de cirugía estética de Madrid
Ampliar

Muchas son las mujeres y los hombres que deciden modificar alguna parte de su cuerpo para mejorarlo estéticamente, eliminar complejos o bien para combatir algún tipo de dolencia relacionada con dicha modificación. No obstante, si hubiera que mencionar una intervención quirúrgica que se realice en mayor medida habría que mencionar las cirugías relacionadas con los pechos, en especial, el aumento de pecho.


En Madrid se encuentra una clínica especializada en este tipo de cirugías, la cual está dirigida por el Doctor Aso. Este doctor no es uno cualquiera pues es especialista en Cirugía plástica, estética y reparadora, además el Dr. Aso ha colaborado con centros de prestigio internacionales situados en distintas ubicaciones, entre las que se pueden enumerar Los Angeles (Estados Unidos), Estocolmo (Suecia) o Tours (Francia).


En el caso de buscar una clínica para realizarse un aumento de pecho Madrid, sin duda alguna el Dr. Aso será una de las mejores elecciones, pues a pesar de tener una larga y brillante trayectoria en el año 2015 fue nominado el mejor cirujano plástico de España, acreditando aún más su profesionalidad.

¿Que se puede esperar en la primera consulta con el Dr. Aso?

Al pedir cita para una primera consulta con el Dr. Aso para realizarse un aumento de pecho, la paciente recibirá toda la información necesaria del proceso al cual se quiere someter y el Dr. Aso resolverá cualquier duda que pueda tener.


En segundo lugar, el doctor tomará medidas de la paciente en cuestión, más concretamente anotará las medidas del tórax y del pecho, de esta forma podrá determinar unos rangos específicos para el volumen de los implantes mamarios que la paciente puede ponerse.


La elección de un tamaño u otro de implante reside en el paciente, pero hay que recalcar en este punto que el médico siempre guiará a la paciente a elegir un tamaño de implante mamario que sea adecuado a su complexión personal, evitando posibles problemas futuros de espalda o demás dolencias provocadas por una mala elección.


Después de comunicar a la paciente los distintos tamaños más adecuados para su complexión, se procede a realizar una simulación en 3D (mediante la obtención de fotografías previas) para que la paciente pueda ver realmente cómo le quedarían esos implantes en su propio cuerpo. De esta forma la paciente tendrá al finalizar la consulta una idea muy clara y concisa de qué tipo de implante le va mejor a su cuerpo.

¿Qué tipo de prótesis hay disponibles?

Las prótesis que se pueden encontrar en la clínica del Dr. Aso son esencialmente de dos tipos, las prótesis redondas y las prótesis anatómicas.


Las prótesis anatómicas son las tan famosas prótesis que dejan en la mujer un aspecto natural en el pecho debido a su forma de gota. Este tipo de prótesis suelen recomendarse para aquellas personas que son muy delgadas, con un pecho escaso o bien para aquellas mujeres que no necesitan de una mastopexia, es decir, una elevación de pecho.


Por el contrario, las prótesis redondas suelen llenar más el escote, por lo que pueden ser muy beneficiosas para pacientes con el escote “vacío”. Un punto clave en cuanto a estas prótesis reside en que debido a su forma redonda, si en un futuro llegaran a girarse dentro del pecho de la paciente, no habría ningún problema ya que su forma es redonda e igual en todos los lados.

La última elección que la paciente debería hacer es elegir el tipo de abordaje (lugar de la cicatriz) a la hora de introducir el implante mamario así como su posición. Actualmente se realiza el abordaje de tres formas distintas:


  • Abordaje submamario. Se introduce el implante mamario por debajo del pecho, justo por el surco. Suele dejar en la paciente una cicatriz poco visible de unos cuatro centímetros de longitud.
  • Abordaje areolar. En este caso se introduce el implante por el borde inferior de la areola.
  • Abordaje axilar. Tal como su nombre indica, la incisión para introducir el implante se realiza por la axila.

Finalmente sólo faltaría elegir la posición del implante (submuscular, subfascial o subglandular) y la paciente ya estaría lista para realizarse la intervención.