www.madridiario.es
¿Cómo solventar un problema económico puntual?
Ampliar

¿Cómo solventar un problema económico puntual?

miércoles 03 de mayo de 2017, 09:17h
En la vida se pueden presentar múltiples problemas de todo tipo, pero en lo que todas las personas en la edad adulta estaremos de acuerdo es que la mayoría de ellos tendrán que ver de una manera directa o indirecta con el dinero. ¡El dinero mueve al mundo! Por lo que decir que no es un punto de que preocuparse es un error.

Si ya te encuentras en un problema económico o no quieres tener uno a futuro entonces debes trabajar para evitar o solucionar problemas de este tipo.

Uno de los primeros errores que cometemos es pedir prestadas cantidades de dinero que suponen una cuesta arriba para pagarlas a la fecha de vencimiento del plazo, pero otro error aún peor es el creer que solicitando más dinero prestado de un segundo agente, incitación o servicio solucionaremos el problema. Si la persona llegase a prestar dinero para cubrir la deuda con los intereses de un primer préstamo esta persona estaría entrando en un bucle que tarde o temprano le hará perder gran cantidad de dinero, bienes muebles y cuando la deuda es demasiado grande, bienes inmuebles.

¿De dónde vienen estos grandes problemas financieros?

Los grandes problemas financieros son producidos por pequeños problemas financieros no atendidos. Como si de una enfermedad se tratase estos pequeños problemas en nuestras finanzas van creciendo ya que contamos con capital y en el caso de que se vuelvan una razón de preocupación simplemente se procederá a pagarlos, pero dado que son problemas pequeños estos son ignorados y no se les presta atención hasta que el problema es lo suficientemente grande como para amenazar nuestras finanzas, sobre todo, cuando llegan en un momento en donde no disponemos de efectivo para solventarlos.

Por esto las personas solo pensamos como solucionar un problema cuando este se ha vuelto lo suficientemente grande como para preocuparnos seriamente. Esta es una conducta que tenemos que eliminar de nuestras vidas ya que una vez eliminada también nos estará eliminando varias cuotas de intereses vencidos que nos empobrecen.

Los malos hábitos financieros

A esta cadena de hábitos financieros que suman deudas y restan dinero de nuestros bolsillos se les conoce como “malos hábitos financieros”. Cuando tenemos dinero lo gastamos en cualquier cosa en vez de pagar nuestra tarjeta de crédito y después es que vemos las consecuencias de ello.

Entonces ¿Cómo se solucionan?

Es importante, antes de pedir un préstamo, colocarse a uno mismo una fecha tome para pagarlo, si no se puede cumplir o se sospecha que no se tendrán los recursos para abonar el total de la deuda e intereses para la fecha pautada entonces simplemente no se debe pedir el préstamo.

Además, no se debe esperar para pagar con la fe de que en los próximos meses se tendrá una mayor cantidad de dinero con el cual se pagará la deuda y se podrá invertir en algo más, lo recomendable es pagar la deuda o parte de ella por encima de otras responsabilidades como ahorrar o invertir en la recreación personal. Esto se recomienda porque nunca se sabe si de verdad los días por venir serán productivos y si no lo son, la deuda crecerá.

En fin, puede que tengas que vender alguna de tus posesiones para solventar la crisis financiera que vives, pero después de esto existen muy buenas oportunidades de recuperarlas ya que puedes implementar los siguientes consejos para no gastar de más:

  • Las tarjetas de crédito

El tener nuestras tarjetas de crédito encima al momento de salir incita al impulso de compra. Si tienes dos cuentas bancarias entonces usa una en la cual tendrás todo tu dinero ahorrado (si es posible a plazo fijo) y en la otra debes contar con la cantidad necesaria para las labores de tu día a día. Usando tu cuenta bancaria limitada y dejando las tarjetas de crédito en casa de seguro te ahorra muy buen dinero.

  • Usa servicios de préstamos rápidos

En internet existen sitios como Wonga.es el cual te provee de pequeños créditos. El que estos créditos no sean tan grandes como el que podría suministrarte un banco los hace mucho más fáciles de pagar por lo que existe una menor probabilidad (si sigues los consejos que te dimos) de que crezcan hasta descontrolarse.

  • Activa un plan de ahorro en tu banco

Si destinas parte del dinero que cae en tu cuenta para el ahorro (algunos bancos ofrecen una opción de ahorro automático apenas cae dinero en la cuenta) entonces estarás ahorrando sin que te des cuenta. Esta es una excelente solución para situaciones en donde necesitas dinero urgente ya que siempre tendrás cierta cantidad ahorrada en tu banco.

  • Anualizar gastos comunes

¿Te comes 20$ en helados cada semana? Entonces estás gastando mil dólares anuales en helado. Quizás viendo tus gastos anualizados te limitarías en este tipo de inversiones.