www.madridiario.es

Ryder Cup

Estados Unidos recupera la Ryder Cup ocho años después con un contundente 17- 11

Estados Unidos recupera la Ryder Cup ocho años después con un contundente 17- 11

Con la victoria de Ryan Moore sobre Lee Westwood, Estados Unidos ha conseguido el triunfo en esta cuadragésimo primera edición de la Ryder Cup de golf que se ha disputado en Hazeltine, en Minesota. Moore, que se enfrentaba al inglés Lee Westwood en el séptimo partido del día, conseguía el punto número 15 y encamionaba a la victoria final para el equipo estadounidense por 17-11.

Vea los resultados
Stenson y Pieters le dieron los primeros puntos a Europa
Dany Willet, no es no

Tras un 4 a 0 que ha marcado todo el desarrollo de la Ryder Cup en los tres días de competición que hemos vivido en Hazeltine, el equipo norteamericano liderado por Davis Love III ha conseguido tras tres ediciones sin copa recuperar la Ryder Cup que en 2018 se pobndrá en juego en Francia, en el Golf National de Paris.

Los norteamericanos que consiguieron el primer punto del primer partido -el que enfrentó a Rory McIlroy y Patrick Reed- no dieron opción a un equipo europeo algo irregular y que no tuvo, sobre todo en su segunda linea un nivel exigido para encarar un enfrentamiento con los mejores jugadores del mundo.

La capitanía de Darren Clarke no ha sido muy acertada y desde luego, no pasará a la historia como uno de los grandes capitanes del equipo del Viejo Contienente que ha tenido nombres muy destacados, como Rory McIlroy, que ha vuelto a demostrar que hoy por hoy es uno de los mejores jugadores del mundo, Thomas Pieters, que ha llegado al nivel más alto del golf mundial, Rafa Cabrera Bello, que ha jugado a su mejor nivel o Henrik Stenson, que sigue brillando tras un gran año en donde el Open Championship le ha dado un salto de calidad espectacular.

Pero la realidad es que el equipo europeo ha estado cerca de alcanzar a los estadounidenses en los primeros compases de la última sesión de la Ryder Cup, después de llegar con una ventaja de tres puntos al domingo y la debacle de los primeros partidos de la mañana.

Las victorias sucesivas del sueco Henrik Stenson contra Jordan Spieth (3-2), el belga Thomas Pieters contra J.B. Holmes (3-2), el español Rafa Cabrera Bello contra Jimmy Walker (3-2) dieron un respiro a los europeos.

Sin embargo, la derrota temprana del norirlandés Rory McIlroy contra Patrick Reed (1 arriba) en el primer partido individual del domingo y del inglés Justin Rose contra Rickie Fowler (1 arriba), desencadenaron la victoria del equipo estadounidense por 15 puntos a 10 (de los 14,5 que necesitaba) a falta de la conclusión de tres partidos.

La remontada del español Sergio García contra Phil Mickelson (empate) en un partido en que ambos se anotaron nueve golpes bajo el par no fue suficiente para detener la embestida de los estadounidenses que sabían que en los individuales, sobre todo en los partidos de la parte baja tenían ventaja sobre los del viejo continente.

Al final, un contundente 17-11 claro, transparente y real de la diferencia que en esta edición ha tenido el equipo norteamericano sobre el europeo.